Foto: Internet
La artista colombiana declara durante casi hora y media ante la juez por un fraude de 16.35 millones de dólares

Al son que se mueven sus caderas, Shakira emociona a sus fans y a ese mismo son a las puertas del juzgado para intentar llevar su imagen a buen puerto. La intérprete de “Me Enamoré” busca con sus declaraciones dejar atrás a la presunta defraudadora, de manera que Shakira se enfrentó a Isabel Mebarak Ripoll, como se llama en realidad.

Este jueves la colombiana estuvo en los juzgados en Barcelona para declarar por el presunto fraude fiscal en España, del que le acusa la Fiscalía. Fue así como Isabel Mebarak declaró frente al juez sobre un supuesto entramado societario creado para esquivar las arcas públicas. Y para conservar su estatus de celebridad, la cantante de “Te lo agradezco pero no”, entró y salió por la puerta de atrás para evitar a los fotógrafos.

En cuanto a lo declarado, Isabel Mebarak afirmó que no tenía obligación de tributar en España por los ejercicios fiscales de 2012 a 2014 porque no vivía en España. Al contrario de lo que cree la fiscal, ella defiende que esos años pasó menos de los 183 días que exige la ley para ser residente y, por lo tanto, el deber tributar en España. Según fuentes judiciales, detalló que entonces empezaba aún su relación con Gerard Piqué, y su presencia en España era esporádica. Hasta que a finales de 2014 escolarizaron a su primer hijo, y ya en 2015 se compró la casa de Esplugues de Llobregat.