Foto: Especial
Repercute en la región huelga de Estados Unidos; caen 11.9% las acciones de General Motors

Doscientos trabajadores de la planta Adient, en Saltillo, proveedora de cabeceras y coderas para General Motors en México, iniciaron ayer un paro técnico de tres semanas, informó José Alberto Morales, secretario general de la CROC.

Morales agregó que la planta, conocida antes como Technotrim de México, ubicada en la carretera a Torreón, cuenta con mil 800 trabajadores lo que significa que 10% de ellos son los que se fueron al paro.

“Se nos complicó la producción y nos pidieron menos piezas, a lo mejor están previendo algo ahí a futuro”, dijo.

La planta de Adient en Monclova, en donde cuentan con 2,300 trabajadores, añadió, sus clientes son otras marcas, por lo que no hay problemas.

En tanto, el Gobierno del Estado se mantiene en alerta y de ser necesario lanzará programas emergentes para apoyar a los trabajadores que pudieran ser suspendidos o despedidos de sus labores en la planta General Motors, anunció en mandatario estatal Miguel Ángel Riquelme.

El Gobernador indicó que su administración está en contacto con la armadora automotriz por medio del Secretario de Economía,  Jaime Guerra Pérez, quien tiene comunicación con los directivos en Ramos Arizpe y con el sindicato.

 “Coahuila tiene le necesidad de varios puestos dentro de los empleos generados aquí a nivel local y creo que podemos enlazar muchas cosas y también lanzar programas emergentes para en un dado caso, que la huelga tome algún tiempo, al menos apoyar a los trabajadores que por alguna causa van a estar suspendidos de su actividad”, añadió el funcionario.

Por su parte, Raymundo Díaz, Ceo de Capital Analyst, consideró que de continuar una o dos semanas  más el paro en Estados Unidos se  empezará a ver lecturas negativas en la parte económica de ese país y de México, aunque por lo pronto, las acciones de GM presentan ya una caída de 11.90%.

El precio de la acción de GM al iniciar la huelga era de 39.58 dólares y ahora está en 34.85 dólares.

La presidenta del Clúster de la Industria Automotriz de Coahuila (CIAC), Fabiola Aguilar Martínez, dijo que cada una de éstas tiene situaciones diferentes.

Agregó que en la región algunas empresas son proveedoras de General Motors y otras no, algunas surten piezas que son fundamentales para el proceso y otras no tanto.

Directivos de General Motors de México y el líder de la CTM en Coahuila, Tereso Medina, dialogarán sobre los términos para cubrir los salarios y las prestaciones económicas y sociales a los trabajadores afectados por la huelga de la empresa, se informó en la central obrera.

Con información de José Reyes y Antonio Ruiz