Foto: Archivo
VANGUARDIA publicó que General Motors anunció que alrededor de 200 empleados serán despedidos ante el término de la producción del modelo Cadillac SRX en Ramos Arizpe.

Saltillo.- El Gobierno del Estado descartó que el recorte de cientos de empleados en la planta de General Motors en Ramos Arizpe se deba a una contracción en la economía coahuilense, pues es un proceso que tiene que ver con cuestiones “internas” de la empresa. 

José Antonio Gutiérrez Jardón, secretario de Desarrollo Económico y Competitividad de Coahuila, rechazó las versiones de que los despidos se deban a alguna desaceleración de la economía en la región o el estado. 

VANGUARDIA publicó que General Motors anunció que alrededor de 200 empleados serán despedidos ante el término de la producción del modelo Cadillac SRX en Ramos Arizpe. 

De acuerdo con el director general de General Motors en la localidad, Héctor de Hoyos, los empleados tendrán que salir, debido a un reajuste de personal que afectará al 10 por ciento de los empleados de la Planta Ensamble.

Añadió que además en los próximos días habrá un paro técnico en la planta: “Durante el fin de año se trabajó a marchas forzadas para cumplir con el volumen final de entrega solicitado de la Cadillac SRX, por lo que se efectuará un paro próximamente”, dijo.

En este sentido, Gutiérrez Jardón señaló que aunque no ha entablado comunicación con la gente de GM, sabe que la situación se debe a los proyectos que trae la armadora para redireccionar líneas de producción.

“A principios de año se anunció por ahí algunas inversiones y por ahí van a rediseñar una línea de producción, pero bueno, obviamente que en el plano inmediato claro que afecta, pero creo que ellos tienen un plan estratégico para seguir creciendo en el estado”, abundó el funcionario estatal.

“Es un tema interno, si hacemos un análisis de las demás empresas tanto Chrysler como Frightliner como todas, pues tienen un crecimiento importante, lo mismo que General Motors solamente el año pasado se anunció una inversión de 300 millones de dólares en la región”, expresó.

Dijo tajantemente que no hay ningún tipo de contracción económica en la región o el estado.

“¡Para nada!, en lo absoluto, no existe nada de eso en el mercado, no hay contracción, al contrario, hay un crecimiento muy grande en la industria automotriz”, consideró Gutiérrez Jardón.

Desde el pasado viernes el complejo General Motors se Ramos Arizpe inició el despido masivo dando por término del contrato de cerca de 100 operarios; en estos días saldrá el resto.