76 mil migrantes cruzaron la frontera entre México y los Estados Unidos en febrero./ AP
El comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, Kevin McAleenan, habla en conferencia de prensa en Washington

WASHINGTON, EU.-  El número de familias migrantes que llegan desde México a Estados Unidos volvió a romper los récords y la gran cantidad de personas está abrumando a los agentes fronterizos y sobrecargando las instalaciones, informaron ayer las autoridades.

Más de 76 mil migrantes cruzaron la frontera sur de Estados Unidos el mes pasado, más del doble de los registrados durante el mismo periodo de 2018. La mayoría eran familias que llegaron en grupos mucho mayores, por ejemplo: hubo 70 grupos con más de 100 personas en los últimos meses, los cuales cruzaron de forma ilegal en sitios sumamente rurales con pocos agentes o personal fronterizo. Solo hubo 13 grupos grandes durante el año fiscal pasado, y únicamente dos en el año anterior.

El sistema “está muy por encima de su capacidad y continúa en un punto límite”, dijo Kevin McAleenan, comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), en una conferencia.

Las nuevas cifras reflejan las dificultades que el presidente Donald Trump ha enfrentado mientras trata de reducir la inmigración ilegal, lo cual fue una promesa clave durante su campaña. Pero también podrían ayudarle a argumentar que en verdad hay una emergencia nacional en la frontera, aunque podría no tratarse de una crisis humanitaria ni necesariamente de seguridad fronteriza.

Se tiene previsto que el Senado vote la próxima semana para unirse a la Cámara de Representantes en el rechazo a la declaración de emergencia nacional de Trump, que está dirigida a construir muros fronterizos, pero se prevé que el presidente la vete.