Religioso. Francisco Villalobos Padilla es muy querido por la feligresía. Especial
La celebración del cumpleaños de Francisco Villalobos Padilla, obispo emérito de la Diócesis de Saltillo está en duda, luego de que tuvo una recaída por neumonía

La celebración del cumpleaños de Francisco Villalobos Padilla, obispo emérito de la Diócesis de Saltillo está en duda, luego de que tuvo una recaída por neumonía.

Este sábado, uno de los obispos más emblemáticos de la Iglesia Católica en la región noreste de México cumple 99 años, sin embargo no como le gustaría, pues se encuentra hospitalizado en el Centro Hospitalario 'La Concepción'.

Hace días se anunció la recaída del religioso, aunque ayer la Diócesis informó que el Obispo se encuentra en recuperación y con el buen ánimo que lo caracteriza.

“Buenas tardes. Les informamos que nuestro Obispo Emérito, Francisco Villalobos continúa en recuperación y con buen ánimo. Según la opinión de sus médicos tratantes, se espera que el próximo lunes sea dado de alta”, decía el comunicado.

 

UNA LARGA TRAYECTORIA

Villalobos Padilla nació en Guadalajara, Jalisco el primero de febrero de 1921, en un hogar cristiano. El 2 de abril de 1949 fue ordenado presbítero. En esa fecha Su Santidad Pío XII celebró 50 años de Ordenación Sacerdotal, por eso la ordenación del grupo de monseñor Francisco Villalobos se integró a las ofrendas del Vicario de Cristo.

El 3 de agosto de 1971 el padre Francisco Raúl Villalobos Padilla fue consagrado como Obispo por la oración consagratoria del obispo don Luis Guízar Barragán, en la Catedral de Saltillo.

Tras una larga y fructífera labor, el Papa Juan Pablo II le aceptó la renuncia el 31 de diciembre de 1999. El 20 de marzo del 2000 le entregó la posesión de la Diócesis a Fray Raúl Vera López, y desde entonces es Obispo Emérito de Saltillo.