El luchador mexicano fue denunciado por su pareja de secuestro y abuso secual

Alberto del Río, es uno de los luchadores mexicanos más importantes luego de ser campeón en las empresas más importantes del mundo, pero el año pasado sufrió uno de los momentos más complicados al ser denunciado por su pareja por secuestro y abuso sexual.

El luchador explicó en una entrevista con Hugo Savinovich que sus logros deportivos se esfumaron por completo luego de las acusaciones, pero todo se originó por un error que cometió, luego de ser infiel en la relación. 

El luchador había pedido matrimonio en el Estadio Nemesio Díez.

 "Pasé de ser un ícono de la lucha libre, el orgullo de México, a ser considerado un criminal. Yo soy completamente inocente de esos cargos horribles que se me están imputando", dijo el potosino.

La situación se arregló luego de unas semanas, donde su expareja retiró lso cargos, pero él no podía salir a dar su versión para no entorpecer las investigaciones. 

 “Después de que pasó todo este escándalo y de que se me acusó de lo que se me acusó, ella a las semanas después retiró los cargos. Yo, aunque me moría por decirle al mundo que mi expareja había retirado los cargos, no tenía permitido hacerlo para no entorpecer, el caso que estamos llevando aquí en San Antonio, Texas".

 “Retiró los cargos, no nada más los retiró, tuvo el valor de hablar con las autoridades y les dijo que ella fue por violencia doméstica, pero que en ningún momento existió un secuestro porque vivíamos juntos desde hace muchísimo tiempo y que nunca existió un asalto sexual, que ese rumor que está allá fuera es ridículo, sobre yo tratando de afectar a su hijo, al pequeño Matías, el niño ni siquiera estaba en la casa”, agregó.