Pasta de Conchos. El rescate de los 65 mineros sigue suspendido. / Especial
La activista Cristina Auerbach señaló que aunque el proyecto todavía no está en operaciones, es lamentable que se anteponga el beneficio económico para Grupo México y a las familias de mineros se les niegue el derecho a la verdad

La activista Cristina Auerbach denunció que mientras el rescate de 63 de los 65 mineros fallecidos en la tragedia de Pasta de Conchos está suspendido, las autoridades cambiaron el nombre al conjunto de concesiones y avalaron que Grupo México proyecte la creación de dos minas para trabajar en los alrededores de esa zona.

Auerbach, representante de la organización “Familia Pasta de Conchos”, dio a conocer que recientemente la Secretaría de Economía actualizó la cartografía minera en el país y se detectó que el grupo de concesiones que componían Pasta de Conchos, cambiaron de nombre y ahora se dividió en cuatro.

Agregó que en el 2013, el gobierno federal le autorizó a Grupo México un proyecto para la creación de dos minas, una de cada lado de la zona donde están sepultados 63 de los 65 mineros que fallecieron en la tragedia de Pasta de Conchos ocurrida en el 2006.

 

“Si te metes a la página de cartografía minera y buscas el titulo original de Pasta de Conchos, ya no existe y ahora proyectan hacer dos minas”, dijo, “no solo es gravísimo por la cantidad de mentiras, simulación y ofensa a las familias, quiere decir que para sacar carbón sí se puede, pero para sacar a los mineros no, de eso se trata”, dijo.

Señaló que aunque el proyecto todavía no está en operaciones, es lamentable que se anteponga el beneficio económico para Grupo México y a las familias de mineros se les niegue el derecho a la verdad.

“Estamos indignados que el estado después de tantos años siga haciendo las cosas para favorecer a Grupo México y no el derecho a la verdad de las familias”, indicó, “las concesiones con los nuevos títulos ni siquiera tienen antecedentes, es como si fueran nuevas, borraron el historial, entonces Pasta de Conchos ya no existe”.

Finalmente aseguró que desde marzo pasado la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos admitió el caso de Pasta de Conchos, con el objetivo de dar a los familiares de los mineros fallecidos el derecho a la verdad.