Mahomes ya es comparado con hombres como Peyton Manning y Drew Brees/ AP
El mariscal de campo cumple 23 años y tiene todo un camino por delante para convertirse en una leyenda de los emparrillados

En este momento, todos los aficionados de Kansas City se preguntan si el headcoach Andy Reid sabía del potencial que tenía sentado en la banca, por qué no tomó la decición desde el año pasado de darle los controles a Patrick Mahomes.

El egresado de la Universidad de Texas Tech y elegido en el puesto 10 global del Draft del 2017, ha superado todas las expectativas que se tenía de su desempeño como quarterback titular de los Chiefs.

Muchos creían que aún no había terminado su proceso de aprendizaje, cuando tuvo apenas un partido jugado la campaña pasada y se encontraba bajo la sombra de Alex Smith.
De hecho muchos cayeron en pánico cuando antes de la pretemporada, el equipo anunció que su entonces quarterback titular, el que los había llevado a playoffs en cuatro ocasiones desde que había llegado procedente de los 49ers en el 2013, salía del equipo. 

Pues este año, en su primer examen de la temporada contra los Chargers le fue más que excelente y aunque en cuestión de yardas por pase fue apabullado por su contrincante, Philip Rivers (424 yardas con 3 touchdowns), si fue superior en touchdowns conseguidos (256 yardas con 4 touchdowns).
Claro, todos adjudicaron su buen desempeño al pésimo momento que pasan los de Los Ángeles en cuestión defensiva, así que los críticos se vieron prudentes al intentar calificar su desempeño.

Así que su segundo examen, sería realmente su primer prueba de fuego. Enfrentar al máximo ganador de Super Bowls en la historia, el favorito indiscutible para llevarse cada año la división Norte de la AFC y que ha sido el némesis de Kansas City desde que Reid tomó el mando del equipo. Los Steelers de Ben Roethlisberger y en su propio estadio.

El quarterback, que apenas cumplió hoy los 23 años de edad, dio cátedra de precisión, dio muestra de su increíble brazo y capacidad de respuesta en momentos de máxima presión, con envíos de calidad logró conseguir seis towuchowns en el juego y con ello sumar la cantidad de 10 pases de anotación, la mayor cantidad conseguida en los dos primeros juegos de temporada en la historia de la NFL, superando los nueve que habían conseguido leyendas como Peyton Manning (2013), Drew Brees (2009) y Charles Johnson (1965).

Además, con esos seis pases de anotación en Pittsburgh, Mahomes empató la marca de los Chiefs de más envíos de touchdown en un partido con Len Dawson, quien lo hizo en un juego contra los Denver Broncos en 1964.

Al final le ganaron a Pittburgh por 42-37 y con ello consiguieron su segunda victoria de la temporada y con ello parece que su examen lo ha superado con honores.

Sobre todo por la mentalidad ganadora que tiene y el liderazgo que demuestra antes de realizar cada jugada, es como si estuviera jugando su quinta o sexta temporada en la NFL, incluso se le notó más fluidez que varios quarterback con años de experiencia.

“Él ve lo que la mayoría podría considerar la presión como una oportunidad”, dijo el receptor Conley. “El nivel de confianza y aplomo que tiene este niño no lo he visto en ningún lado”.

“No puedes pedirle que haga otra cosa. Él manejó los tiempos donde hizo las jugadas realmente bien. Eso dice mucho”, dijo el mismo Conley, quien atrapó el primer pase de touchdown de Mahomes, cuando no habían transcurrido ni dos minutos de juego.

“Veo a ‘Pat’ haciendo esto durante toda la temporada”, dijo Kelce. “Tiene la confianza, y mientras le demos tiempo y estemos atentos como receptores, ala cerrada y corredores, obtendrá lo mejor de todos”.

Tal vez esa mentalidad madura comenzó a forjarce desde que era un niño, cuando acompañaba a su padre Patrick Mahomes a los diferentes estadios de Grandes Ligas, donde su padre jugaba como lanzador para equipos como Mellizos, Medias Rojas, Mets, Rangers, Cachorros o Piratas.

De hecho hace 15 años, Mahomes padre lanzó su último juego de Grandes Ligas en Pittsburgh, misma ciudad donde su hijo consiguió su tercera victoria de NFL, ya que en el 2017 superó en la Semana 17 a Denver, ya que Chiefs estaba calificado a los playoffs.

“Él simplemente creció de esa manera”, dijo ‘Pat’, como era llamado en Las Mayores.

Por eso su hijo además de destacar jugando futbol americano, también siguió participando con los equipos de beisbol de sus escuelas, incluso en Texas Tech llegó a lanzar un juego sin hit ni carrera.

De hecho el hoy quarterback de Chiefs pudo llegar a las Grandes Ligas, luego de que los Tigres de Detroit lo seleccionaron en el Draft, pero el Patrick no firmó contrato, pues prefirió probar suerte en la NFL.

El próximo examen enfrentará a otro quarterback, del que muchos dicen ha sido sobrevalorado, algo similar a lo que actualmente vive Mahomes. El próximo domingo Kansas City recibirá a Jimmy Garoppolo y sus 49ers de San Francisco.