Mahomes salió del partido debido a una conmoción sufrida al ser capturado por defensivos del equipo de Browns. AP
El quarterback de Chiefs deberá de pasar una serie de pruebas para poder jugar el próximo domingo en la final de la Conferencia Americana

KANSAS CITY.- A pesar de lo alentador que fue escuchar que Patrick Mahomes decir que estaba “bien” después de sufrir una conmoción cerebral en la ronda divisional de los playoffs de la NFL, es necesario que sucedan muchas más cosas antes de que esté autorizado para jugar en el juego de campeonato de la AFC este domingo.

La NFL no tiene un calendario establecido sobre cuándo pueden regresar los jugadores con conmociones cerebrales. Más bien, los jugadores deben completar un protocolo de cinco pasos para regresar a la participación, y no hay que saltarse pasos ni hacerlos a la mitad. Los jugadores avanzan a la siguiente progresión solo cuando están libres de síntomas, y será un neurólogo independiente quien haga la última llamada cuando alguien pueda practicar o jugar de nuevo.

“Esta es una forma de proteger, creo, al jugador sobre todo”, dijo el entrenador de los Chiefs, Andy Reid. “También protegiendo al entrenador y los médicos que están tomando la decisión. Creo que es una ventaja en todos los sentidos”.

La primera fase implica descansar y evitar cualquier actividad que pueda aumentar o agravar los síntomas.

Si Mahomes no presenta síntomas después de una evaluación que le realizarían ayer, se le permitirá hacer algunos estiramientos ligeros y lo que la NFL llama “ejercicio aeróbico ligero”. Si no presenta síntomas, incluidos, entre otros, dolores de cabeza, sensibilidad a la luz, náuseas, visión doble y mareos, Mahomes pasará a la segunda fase, que es el “ejercicio aeróbico”.

Montar una bicicleta estática o correr en una cinta son dos de las opciones más comunes. También se le permitirá realizar ejercicios dinámicos de estiramiento y equilibrio. Todo esto debe hacerse bajo la supervisión directa del personal médico de los Chiefs. Luego vienen los “ejercicios específicos de futbol”, que podrían incluir entrenamiento con pesas y trabajo de acondicionamiento.

A un jugador en esta fase se le permite trabajar con sus compañeros de equipo durante 30 minutos o menos bajo un “control cuidadoso” por parte del personal médico.

Si Mahomes puede hacer eso sin contratiempos, se le permitirá hacer ejercicios de futbol sin contacto, que la NFL describe como “lanzar, atrapar, correr y otras actividades específicas de la posición”.

Mientras Mahomes se encuentra en las fases de “ejercicio específico de futbol” y “ejercicio de entrenamiento sin contacto”, se someterá a otras pruebas neurocognitivas y de equilibrio. Sus resultados deberán coincidir con la línea de base que cada jugador establece en las pruebas de pretemporada.

Si todo esto ocurre, el médico del equipo de los Chiefs lo autorizará para volver al contacto total. Pero para asegurarse de que no haya presión o tentación de devolver a la estrella joven más brillante de la NFL demasiado pronto, un consultor neurológico independiente que ha sido asignado previamente al equipo tendrá que estar de acuerdo en que Mahomes se ha recuperado.

Entonces, y solo entonces, podrá jugar contra Buffalo. “Es una obviedad desde el punto de vista del entrenador. No tienes que pensar en eso”, dijo Reid. “Es la decisión (del neurólogo independiente). Simplemente la sigo”.

Mahomes fue reemplazado en el tercer cuarto por Chad Henne, quien terminó la victoria de los Chiefs por 22-17 sobre los Browns.

Los Chiefs se enfrentan a los Bills en Arrowhead en el juego por el título de la AFC. Reid dijo que tendrían un plan si Mahomes o Henne comienzan como quarterback.