Riesgo. Los vecinos tienen que caminar por el pavimento, a falta de banquetas... aunque el espacio para peatones es de menos de 50 centímetros. | Foto: Vanguardia
Olvidan banquetas en nueva colonia de Saltillo

Hace poco más de tres años entregaron al menos tres sectores de la nueva colonia Colinas de Santiago, en la zona de Loma Linda, en donde actualmente viven cientos de familias, sin embargo, al parecer la constructora olvidó construir las banquetas de casi todo el perímetro.

Vecinos del primer sector denunciaron el riesgo que viven familias enteras, pero sobre todo trabajadores que todos los días arriesgan su vida pues deben caminar casi en medio de la calle Mezquite, la única vía para ingresar a toda la colonia Loma Linda, ubicada al oriente de Saltillo.

“Siempre hemos estado así en este sector, sin banquetas y sin bardas, porque las casas que quedaron con el patio hacia la calle no tienen protección más que 60 centímetros de bardita, quedó muy riesgoso para todos”, señalaron los vecinos.

En este nuevo sector de viviendas, los sectores Dos y Tres cuentan con diminutas banquetas que nadie utiliza, y no solo por los 50 centímetros de espacio con el que cuentan, sino por que la maleza deja sin banqueta a los peatones quienes debido a la escasa infraestructura, deben caminar sobre la vía rápida.

Este sector ha tenido un crecimiento exponencial durante los últimos cuatro años, sin embargo, la infraestructura ha quedado chica para el número de familias que llegaron, así lo explicaron automovilistas, quienes señalaron que además de las banquetas, hace falta al menos un semáforo para regular el tránsito de vehículos sobre la calle Mezquite y Candelilla, en donde se reportan al menos dos choques diarios. 

Actualmente la constructora tiene a un solo trabajador intentando hacer más de un kilometro de banqueta que queda pendiente, sin embargo, el riesgo en la zona crece pues de un lado de la calle hay predios abandonados sin banqueta, y del otro, los peatones deben caminar entre escombro y maleza, por lo que prefieren seguir su camino a mitad de la calle.