El Presidente dio a conocer la nueva medida en política migratoria, pactada previamente con el gobierno estadounidense

Andrés Manuel López Obrador anunció que ahora se pedirá una identificación oficial a quienes compren boletos de autobuses, principalmente para los trayectos largos en territorio mexicano.

El motivo de esta decisión se debe al alto porcentaje de pasajeros que se traslada sin ser del país y sin ningún tipo de registro.

Durante su conferencia de prensa, el mandatario indicó que durante las negociaciones con Estados Unidos sobre el tema arancelario, no solo se habló del incremento de las detenciones de migrantes en en la frontera norte, sino también les mostraron videos de autobuses que pasaron por todo el país con migrantes, desde Tuxtla hasta la frontera Estados Unidos-México.

Uno de los argumentos que el gobierno estadounidense manifestó para la imposición de aranceles a productos mexicanos era que no se tenía un control sobre este tema.

“Vamos a poner orden en eso, que nos ayude la gente, mostrando su credencial para que haya más control”, dijo López Obrador.

El Presidente mencionó que con la nueva estrategia en política migratoria se busca lograr el control en el registro de migrantes en territorio nacional.

El 14 de junio, el gobierno federal dio a conocer los detalles sobre el plan para reducir el flujo de migrantes centroamericanos en la frontera sur de México.

México se comprometió a reforzar sus controles de seguridad en la frontera sur para reducir la migración irregular, por lo que desplegará elementos de la Guardia Nacional en 11 municipios de la frontera sur de México.

Además, se realizará un registro de los migrantes para que se les permita ingresar al país: deberán informar a qué vienen y por qué vienen.