Soy de la generación que conoció a Pelé, considerado en su momento como “tesoro de Brasil” y después como “el mejor futbolista del siglo XX” gracias al cine.

Primero, gracias a un documental titulado “Futbol México 70” (Alberto Isaac, 1970) documental que se filmó en ocasión de la primera vez que nuestro país fue sede para este importante evento deportivo y en el cual Pelé fue una figura destacada al ser el Tercer Mundial en el que participaba y su equipo resultaba campeón, y la segunda “Escape a la Victoria” (John Huston, 1981), donde Pelé, compartiendo créditos con primeros actores ganadores o nominados al Oscar como Michael Caine y Max Von Sydow, al lado de estrellas como Sylvester Stallone y de otros famosos jugadores de la época, interpretaban a un grupo de prisioneros aliados en un campo de concentración nazi retados por los alemanes a un partido en el que se juegan su libertad en plena Segunda Guerra Mundial.

Terminó el siglo XX y en una época en la que la xenofobia y el divisionismo parecer prevalecer en el mundo globalizado es un momento más que idóneo para que las nuevas generaciones conozcan a través del cine la historia del nacimiento de Pelé en un filme que se estrenó el pasado fin de semana incluyendo a Saltillo donde el mismo Edson Arantes do Nascimiento, nombre de pila de Pelé, fue uno de los productores junto al ganador del Oscar Brian Grazer (por “Una Mente Brillante”, del 2001) y su compatriota, el actor Rodrigo Santoro, quien por lo mismo hace un cameo o aparición rápida en el mismo, entre otros.

“Pelé-La Película” inicia en un momento crucial en la vida de Pelé: su debut a los 17 años de edad en el Mundial de Futbol de Suecia de 1958, donde la selección de Brasil iba muy vapuleada en Mundiales anteriores para remontarse al de 1950, que a Pelé le tocó escuchar por la radio como a los diez años de edad como Dico (su apodo de entonces), siendo su padre un ex futbolista desalentado y triste por la derrota de su selección a lo que el pequeño Dico le asegura que él hará ganar a Brasil en un Mundial futuro.

Sin embargo, el camino no será fácil, ya que primero que nada su madre, que es sirvienta, le hace ver a Dico vive con sus padres en una colonia marginal de Sao Paulo, el padre como conserje de un hospital y su madre de trabajadora doméstica por lo que particularmente esta última, a pesar de la pasión por el futbol de Dico, no considera el dedicarse a este deporte como una profesión. Después de tener problemas con la ley por un robo para poder acceder a la compra de unos zapatos para un juego de selección en el que estará presente el ex jugador y buscador de talentos Waldemar de Brito (Milton Gocalves), Pelé enfrenta una serie de adversidades empezando por su inicial falta de seguridad en sí mismo para finalmente a paso firme acceder a su meteórico truinfo en el futbol.

Dirigida por los cineastas Jeff y Michael Zimbalist, “Pelé: La Película” es una cinta inspiracional muy recomendable para una generación de niños y jóvenes carentes de modelos positivos a seguir como Pelé que enfrentó una época de discriminación tanto por su origen humilde como por su color de piel desde su propio país hasta el entorno internacional, y vale la pena destacar por lo mismo también la presencia del actor mexicano Diego Boneta como su compatriota José Mazzola.

Comentarios a: alfredogalindo@hotmail.com
Twitter: @Alfredo Galindo