La mayoría de estos filmes ya tienen un lugar entre las favoritas de muchos y tal vez las hayas visto miles de veces, pero estamos seguros que no sabías que algunas de ellas fueron empastadas antes de llegar al cine

¿Alguna vez te has preguntado a quién se le pudieron ocurrir las historias de tus películas favoritas? Probablemente a un escritor. Aunque las adaptaciones de libros al cine no son algo nuevo, aquí te presentamos algunos casos. 

La historia de las adaptaciones es más larga de lo que parece: están las distopías, la literatura juvenil, las películas de libros de Gabriel García Márquez o Stephen King, los cuentos de los hermanos Grimm y su eterna relación con Disney y otras muchas más. 

Por hoy nos concentramos en esas películas famosas que quizá no sospechaste que provienen de un libro. 

1
El diablo viste a la moda, basada en “The Devil wears Prada” de Lauren Weisberger
Esta no es más que la historia de una verdadera periodista narrando sus inicios. Tras estudiar en la Universidad de Cornell y viajar por el mundo, Weisberger regresó a Estados Unidos para trabajar como ayudante de la redactora en jefe de Vogue en aquel entonces Anna Wintour, quien tiene fama de tener un carácter fuerte y hacer peticiones casi imposibles (como Miranda Priestly). Entre la película y el libro hay diferencias como que la protagonista en realidad debería ser rubia y Emily (Emily viste casual cuando Miranda no está).
2
Chicas Pesadas, basada en “Queen bees and wannabes: helping your daughter survive cliques, gossip, boyfriends and other realities of adolescence”.
Aunque tenemos muchos antecedentes sobre lo terribles que parecen ser las preparatorias en Estados Unidos (tanto en cine como en literatura) “Chicas pesadas” se encargó de narrar cómo es este pequeño infierno para las mujeres. Lo extraño es que esto no está basado en una historia inventada, sino en los principios psicológicos que la educadora Rosalind Wiseman plantea en su libro, donde trata de explicar a los padres el porqué del comportamiento agresivo de las adolescentes y cómo lidiar con eso.
3
Camino salvaje, basado en “Into de wild” de Jon Krakauer
Jon Krakauer es un periodista y escritor de libros sobre alpinismo. En su novela narra la historia de Alexander McCandless (interpretado por Emile Hirsch en la versión cinematográfica), un joven estadounidense que luego de graduarse de la universidad dona su dinero a la caridad e inicia un viaje por el oeste de los Estados Unidos hasta que finalmente no puede regresar y tiene que vivir en su van mientras la naturaleza de a poco le muestra su hostilidad. Krakauer cubrió la historia con los documentos que dejó el joven y la noveliza para que Sean Penn la llevara al cine en 2007.
4
Psicosis, basada en “Psycho” de Robert Bloch
Bloch publicó esta novela en 1959 y para 1960 la adaptación de Alfred Hitchcock ya estaba en las salas de cine. Cuenta la leyenda que luego de comprar los derechos de la historia, Hitchcock mandó a desaparecer la mayor cantidad de copias del libro en las tiendas de Estados Unidos con la intención de que nadie pudiera saber nada. Tanto era su hermetismo que evadió publicidad a toda costa, prohibió la entrada del público si llegaban tarde y prohibió a los actores dar entrevistas sobre la película. Al final los cines tenían largas filas que esperaban para ver la película.
5
Un viernes de locos, basada en “Freaky friday” de Mary Rodgers
Tanto en el filme como en el libro, una madre e hija que se llevan muy mal caen en un hechizo tras comer una galleta china que provoca que sus cuerpos se intercambian hasta que llegan a comprenderse. La historia ha sido llevada al cine en tres ocasiones, protagonizadas por Jodie Foster y Barbara Harris, Gaby Hoffman y Shelley Long, así como Lindsay Lohan y Jamie Lee Curtis, ésta última siendo una versión de Disney. Todas parten de un fragmento del libro infantil que Rodgers escribió en 1972, donde narra varias historias similares.
6
Jurassic Park, basada en Jurassic Park de Michael Crichton
La adaptación no es muy distinta, pues en la novela de 1990 también un magnate o construye un parque biológico en Costa Rica que invita a varios expertos para afirmar que su isla infestada de dinosaurios es segura, aunque sabemos como termina todo. La novela fue asediada por varias casas productoras, aunque finalmente los derechos fueron para Steven Spielberg, quien marcó a toda una generación.