Scorsese ha abordado temáticas relacionadas al catolicismo, la identidad italo estadounidense o la criminalidad/Foto: Especial
Algunas de sus producciones más memorables lo han llevado a ganar premios Oscar

Martin Scorsese se ha convertido en referente de la dirección cinematográfica. Nació en Nueva York, el 17 de noviembre de 1942.  

Es un director, guionista y productor de cine estadounidense con una trayectoria que abarca más de cincuenta años. Ha tocado temáticas relacionadas al catolicismo, la identidad italo estadounidense o la criminalidad, caracterizándose por su violencia, uso del lenguaje vulgar, estar ambientadas en la ciudad de Nueva York y la inclusión de canciones pop, rock y clásicas en la banda sonora.

Tras repetidas nominaciones, Scorsese ganó el Oscar al mejor director gracias a su trabajo en el thriller policial The Departed (2006). Con nueve candidaturas al Oscar como mejor director, es el director vivo con más nominaciones en esa categoría y el segundo en la historia.

El irlandés

Es una película épica de gánsteres estadounidense de 2019. La película está protagonizada por Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci, con Ray Romano, Bobby Cannavale, Anna Paquin, Stephen Graham, Stephanie Kurtzuba, Jesse Plemons y Harvey Keitel en papeles secundarios. La cinta narra la historia de Frank Sheeran (De Niro), un camionero que se vuelve asesino a sueldo para el mafioso Russell Bufalino (Pesci) y su familia criminal, incluyendo sus trabajos para el poderoso teamster Jimmy Hoffa (Pacino).

Toro salvaje

Robert De Niro regaló a los cinéfilos una de las transformaciones (físicas y emocionales) más impresionantes del cine en un apasionante retrato de la derrota y la violencia en el que Scorsese mueve la cámara como nunca antes lo había hecho nadie.

 A pesar de que Rocky había sido un fenómeno popular cuatro años antes, fue Toro salvaje la que creó la hoja de ruta a seguir de las historias de boxeo, el más cinematográfico de todos los deportes. Nunca una pelea ha sido mejor filmada. 

Su montaje y la fotografía en blanco y negro son simplemente extraordinarios. A pesar su (merecido) aura de clásico incontestable, Toro salvaje es otro de los títulos de Marty en el cómo resulta más satisfactorio que el qué.

La edad de la inocencia

Esta película es otro de esos recordatorios de que hay mucho más Scorsese lejos de sus thrillers criminales. 

El contexto era muy diferente al que solemos encontrar en sus películas, pero el director volvía a hablar de libertad en una deslumbrante producción de época con un triángulo protagonista irresistible. Todos están impecables, pero después de ese glorioso 1993 (en el que fue nominado al Oscar por su otra película del año, En el nombre del padre) Day-Lewis pareció olvidarse de que a veces menos es más.

¡Jo, qué noche!

Scorsese se llevó el premio al mejor director del Festival de Cannes con una película aparentemente tontorrona sobre una noche que se va de madre en las calles de Nueva York. ¡Jo, qué noche! es un ejercicio de cine inquietante, hilarante e imprevisible, una pequeña joya que nos hace echar de menos al Scorsese más minimalista y desenfadado.

Silencio

Scorsese se propuso silenciar a todos los que le acusaban de haberse vendido a las grandes producciones de Hollywood en el siglo XXI. El mayor descalabro comercial de su carrera es también su película más metafísica y exigente, una sucesión de interesantes y complejas reflexiones sobre la fe y la vida que ni siquiera el pelazo de Andrew Garfield fue capaz de convertir en un producto de cara al gran público.

La invención de Hugo

El director neoyorquino se puso en modo Spielberg con la más accesible de todas sus historias, una fábula visualmente deslumbrante con la que el director escribía una carta de amor a los orígenes del cine. La invención de Hugo fue, además, una de las pocas películas que supo aprovechar las posibilidades de las tres dimensiones después de que la técnica fuera revivida de forma efímera por Avatar.

Shutter Island

La atmósfera de pesadilla y el suspense hitchcockiano son las grandes virtudes de esta concesión comercial que rodó Scorsese después de llevarse de una vez por todo el Oscar a la mejor película y mejor director con su anterior largometraje, Infiltrado. Visualmente deslumbrante, Shutter Island es un thriller sobre la culpa y los rincones de la mente en los que nos escondemos para sobrevivir que resulta más efectivo en sus formas que en el fondo. Un Scorsese menor, como si esa expresión fuera posible.

El color del dinero

La extraordinaria El buscavidas no necesitaba continuación alguna, pero el tardío regreso a los cines de Eddie Felson fue un entretenimiento de primera en el que un extraordinario Paul Newman se convertía en maestro de la estrella más prometedora de la época: Tom Cruise. 

A pesar de que la única secuela en la carrera de Scorsese fue denominada como el Karate Kid de los billares por algunos de sus detractores, El color del dinero también funcionaba como retrato y choque generacional.

New York, New York

Es una película estadounidense de 1977, de género musical. Fue un fracaso comercial en su época, pero su canción principal cantada por Liza Minnelli ("New York, New York") alcanzó enorme fama en la versión de Frank Sinatra. En el mismo día en que termina la Segunda Guerra Mundial, el músico Jimmy Doyle y la cantante Francine Evans se conocen, iniciando un romance y una pareja artística. Pero, ellos viven momentos turbulentos en cuanto buscan el éxito.

Kundun

El director aparcó temporalmente su obsesión con la religión católica en un biopic sobre el decimocuarto Dalai Lama que retrata la invasión del Tíbet por parte de la China de Mao.

Si te interesan estos temas te recomendamos visitar nuestra sección especial de #Guía Básica para pasar estos momentos de cuarentena en modo de aprendizaje y de mejora personal.

En Vanguardia estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantaría que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter, así como darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.

No dejes de suscribirte a nuestra edición Vanguardia HD

Carlos E. Pascual

Jefe de información y soft news de la Revista 360. Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad del Valle de México. Tiene estudios como Técnico de Agricultura en el plan de estudios tecnológicos de bachillerato en Química Biológica. Se ha desarrollado profesionalmente como analista de importaciones Jr, seguidor de tráfico, líder en administración de ventas y supervisor de guarderías con experiencia en estas diferentes áreas.