No solo han existido historias de terror que forman parte del compendio de “horror americano”, en México no se ha quedado atrás la mención del Día de Muertos en el cine.

El pan de muerto, el papel picado, las calaveritas de azúcar y las flores de cempasúchil han sido unos de los elementos esenciales para la celebración del Día de Muertos. Mas muchos llegamos a olvidar como ésta tradición ha influido en la creación de grandes cintas.

Pero más que cintas de “terror”, tenemos algunas que han tomado como base esta celebración para desarrollar sus historias. Algunos cineastas extranjeros han quedado maravillados con la tradición que hace sentir a los vivos en una conexión directa con sus muertos, en donde resaltan los ritos, las danzas y las ofrendas.

Por esto en VANGUARDIA es que recordamos unas de las producciones mexicanas que desearon brindar atención a esta festividad.

Macario (1960)

En la cinta de Roberto Gavaldón, Macario (Ignacio López Tarso) entra en contacto con Dios, la muerte y con el diablo, en la víspera de la celebración de noviembre. Basado en un cuento de los Hermanos Grimm, adaptado para el contexto del México  postcolonial.

Es una de las pocas cintas mexicanas en las que el Día de Muertos está incluido debidamente en la trama y donde muestra su profunda conexión con la identidad nacional.

La Momia Azteca (1957)

Cinta poco recordada del director Rafael Portillo. Aborda el tema de las festividades prehispánicas por el Día de Muertos, logrando una mezcla alucinante.

En ella el Dr. Almada descubre que su novia es la reencarnación de una doncella azteca que fue sacrificada por amor y cuyo cuerpo se encuentra oculto en la pirámide de Yucatán. Pero al profanar su esqueleto, la momia despierta y comienza la historia de terror.

Mictlán (1969)

Cuenta la historia de un joven aristócrata, cuya familia no respeta las culturas originarias, por lo que él decide adentrarse a ese mundo. En Mictlán atraviesa la muerte y el renacimiento tras haber consumido peyote.

En esta cinta de Raúl Kamffer, muchos críticos de cine ven una clara referencia a la tradicional celebración del Día de Muertos.

Día de Difuntos (1988)

En esta película de Luis Alcoriza, el Lic. Talamantes va al panteón el Día de Muertos, a colocar una cruz en la tumba de su madre. Ahí convive con otros asistentes que conmemoran a sus deudos. Actúan Héctor Suárez, Fernando Luján, Manuel “El flaco” Ibáñez y Carmen Salinas.

La Mansión de la Locura (1973)

Juan López Moctezuma dirigió esta película en la que para muchos, la estética y simbología del Día de Muertos están presentes, pero en un ambiente a la europea.

Hasta los Huesos (2002)

El director René Castillo usó la técnica del stop motion para desarrollar su trabajo. Su personaje principal experimenta los inconvenientes de estar muerto, mientras lucha por encontrar la felicidad en su forma actual. Se rumorea que el director Tim Burton basó su película "El Cadáver de la Novia" en este corto.

La Leyenda de la Nahuala (2008)

Esta cinta animada está colmada de referencias al Día de Muertos. Rescata una tradición originaria de Puebla, donde se dice que una casona abandonada es habitada por una bruja conocida como La Nahuala. Hace años, esta mujer se habría llevado el espíritu de dos niñas y busca un tercero durante el Día de Muertos.

 

Bajo el volcán (1984)

Cuenta la historia de un cónsul británico, en el pueblo de Quauhnahuac, México, durante la fiesta mexicana del Día de Muertos. No forma parte precisamente de la cinematografía nacional debido a que la respalda un estudio norteamericano, pero para muchos esta cinta imprime el deseo de otras culturas por entender la fascinación que damos los mexicanos al Día de Muertos.

Día de los Muertos (2013)

Este es un cortometraje realizado en Estados Unidos, que sirvió a tres estudiantes del Colegio de Arte y Diseño Ringling como proyecto de tesis. Decidimos incluirlo en la lista, debido a que está totalmente inspirado en la tradicional celebración mexicana. En este trabajo vemos cómo una pequeña niña, junto con su madre, da un breve paseo por el mundo de los muertos.

El Libro de la Vida (2014)

Fue producida por Guillermo del Toro y dirigida por Jorge R. Gutiérrez, en la que se cuentan las aventuras de Manolo, un torero enamorado de María, quien tendrá que decidir entre su familia y su pasión: la música. Antes de elegir qué camino tomar se embarcará por una gran aventura que tiene como marco la celebración del Día de Muertos en México.