Se vaticinan temperaturas gélidas no vistas desde hace un cuarto de siglo. “Eso es algo muy peligroso. Es una situación en que una persona puede sufrir hipotermia en pocos minutos o incluso en pocos segundos”, dijo Brian Hurley, meteorólogo del Centro de Predicción del Clima.

Cinco años después que automóviles, camionetas y autobuses escolares quedaron varados en las autopistas de Atlanta, una nueva tormenta invernal se acerca a la ciudad en momentos en que miles de fanáticos comienzan a llegar para el Super Bowl LIII.

Un alerta de tormenta invernal entrará en vigor hoy a las 4:00 de la mañana para Atlanta, una ciudad conocida por sufrir embotellamientos viales incluso bajo nevadas relativamente ligeras.

El lunes, el gobernador de Georgia, Brian Kemp, indicó que las oficinas estatales en más de 30 condados en el norte del estado estarán cerradas el martes, incluyendo las del área de Atlanta.

En tanto, la aerolínea Delta Air Lines canceló alrededor de 170 vuelos desde el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta con miras a las condiciones de nieve y hielo del martes, informó la compañía en un comunicado publicado en su sitio web.

El Servicio Nacional de Meteorología pronosticó que podrían acumularse hasta 2.5 centímetros (una pulgada) de nieve en Atlanta hoy y hasta cinco centímetros (dos pulgadas) en suburbios del norte. Los meteorólogos advirtieron sobre la posibilidad de calles y carreteras congeladas.

El potencial para una capa de hielo sobre los caminos también es una “preocupación fundamental” entre las autoridades de emergencia, dijo Homer Bryson, director de la Agencia de Manejo de Emergencias y Seguridad Nacional de Georgia.

Las temperaturas van a desplomarse”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa el lunes.

Es muy parecido a lo que vimos en 2014. Las carreteras no tendrán tiempo de secarse antes de que la humedad o precipitación sobre ellas se congele”, explicó Kemp. “Ahí es cuando tienes una capa de hielo y eso ocasiona accidentes, que provocan embotellamientos, problemas de seguridad pública y lesiones”.

Las cuadrillas de carreteras empezaron a tratar con salmuera, una mezcla de sal líquida, las principales autopistas, rutas estatales y pasos elevados en el norte de Georgia previo a la tormenta.

Las rutas que tanto los Patriots de Nueva Inglaterra como los Rams de Los Ángeles deben utilizar para ir y venir de los centros de entrenamiento también serán tratadas previamente, dijo el Departamento de Transporte de Georgia en un comunicado.

El Super Bowl del domingo se jugará en el Mercedes-Benz Stadium, un recinto techado ubicado en el centro de Atlanta. El techo será abierto si las condiciones del clima lo permiten, indicaron funcionarios.

Hay 40% de probabilidades de aguaceros el domingo, pero se espera que las temperaturas alcancen los 14 grados centígrados (58 Fahrenheit). Eso es ligeramente por encima de promedio en Atlanta para los días 3 de febrero, de acuerdo con los registros climatológicos.

Pero los meteorólogos subrayaron que la amenaza inmediata es el martes, cuando las condiciones pudieran hacer peligroso viajar por vía terrestre. Los meteorólogos dijeron desconocer la extensión de las nevadas.

"Persiste cierta incertidumbre sobre la cantidad de acumulaciones de nieve y cuán al sur y al este podrían extenderse”, advirtió el servicio el lunes.

Intensa ola de frío agobia al centro de EU

Un frío extremo se cierne en torno a la región centro-occidental de Estados Unidos luego de una feroz tormenta invernal que arrojó una espesa capa de nieve sobre el área, y las autoridades están exhortando a la población a tomar medidas de precaución.

Tanto en Chicago como en Minneapolis las clases fueron canceladas para el miércoles cuando se vaticinan unas temperaturas gélidas no vistas desde hace un cuarto de siglo.

Eso es algo muy peligroso. Es una situación en que una persona puede sufrir hipotermia en pocos minutos o incluso en pocos segundos”, dijo Brian Hurley, meteorólogo del Centro de Predicción del Clima.

Las temperaturas empezarán a caer estrepitosamente el martes, pero el miércoles será el peor día. En el norte de Illinois el termómetro indicará -48 grados Centígrados (-55 Fahrenheit), algo que según el Servicio Meteorológico Nacional "podría ser mortífero”.

En Minnesota las temperaturas caerán a -34° C (-30° F ) aunque con el viento se sentirá a 51 grados centígrados bajo cero (60 grados Fahrenheit bajo cero).

En Milwaukee se vaticina un frío de -33° C (-28° F) que con el viento se aproximará más a -45° C (-50° F). Ello superaría al récord actual, de -32° C (-26° F) experimentado en 1996.

"Eso no es simplemente inusual, estamos hablando de 40 grados por debajo de lo normal. Si piensas en ello un poco, es realmente asombroso”, dijo Hurley.

El aire gélido se debe al súbito calentamiento de la atmósfera justo encima del Polo Norte. Una corriente de aire caliente desde Marruecos el mes pasado provocó un alza en las temperaturas del aire en el Polo Norte. Ello partió en trozos al vórtice polar y esos fragmentos comenzaron a migrar, dijo Judah Cohen, experto del Instituto de Estudios Atmosféricos y Ambientales.

Uno de esos vectores polares fue el que causó las temperaturas gélidas que esta semana están agobiando al centro-occidente de Estados Unidos.

En Chicago, el Zoológico de Brookfield cerró por temor a que el frío lastime a sus animales o empleados, apenas la cuarta vez que eso ocurre en los 85 años que ese parque tiene de fundado.

En el Aeropuerto Internacional O'Hare de Chicago, la temperatura más alta será de -25° C (-14° F), lo que superará el récord establecido el 18 de enero de 1994.