Archivo
May se resistió a las peticiones de desechar su proyecto del Brexit

LONDRES, RU.- La primera ministra británica Theresa May luchó ayer contra un nuevo intento de sus rivales y exaliados de destituirla, al tiempo que sus gestiones para sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea parecen dirigirse a un punto muerto.

May se resistió a las peticiones de desechar su proyecto del Brexit y de poner fin a su asediado mandato luego de que su intento para llegar a un acuerdo fue rechazado tanto por su propio Partido Conservador como por los legisladores de la oposición.

Los legisladores conservadores programaron una reunión con May para mañana viernes, dándole menos de 48 horas para anunciar si seguirá en el cargo o si enfrentará un nuevo intento de destituirla.

Además, la líder de la Cámara de los Comunes, Andrea Leadsom, anunció su renuncia en una carta en la que criticó el fracaso de May para sacar a Gran Bretaña de la UE.