Especial/ La petrolera, a través de la Gerencia de Servicios Médicos circuló en sus dos hospitales centrales, seis regionales, 13 generales, tres clínicas-hospitales, 11 clínicas, 24 consultorios y la Unidad Médica Centro Administrativo
Trabajadores activos, jubilados y derechohabientes de sus servicios de salud deberán ser evaluados para prevenir adicciones por cambios económicos, sociales y ambientales, así como por el Covid

Petróleos Mexicanos (Pemex) someterá a trabajadores activos, jubilados y en general derechohabientes de sus servicios de salud (que a la fecha suman casi 720 mil personas), a evaluación para detectar y prevenir un probable aumento de las adicciones por los efectos de múltiples factores, como la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19, en su salud física y mental.

La petrolera, a través de la Gerencia de Servicios Médicos circuló en sus dos hospitales centrales, seis regionales, 13 generales, tres clínicas-hospitales, 11 clínicas, 24 consultorios y la Unidad Médica Centro Administrativo la Guía operativa para la prevención, detección y tratamiento oportuno de las adicciones en Petróleos Mexicanos con fecha del 26 de octubre de 2020, “de observancia obligatoria”.

El documento señala que “los múltiples cambios económicos, sociales, ambientales, “así como sanitarios” son factores que influyen en muchos casos para el uso de sustancias adictivas (legales e ilegales) que causan deterioro o malestar clínicamente significativo”, como riesgo por depresión, ansiedad y estrés.

Apenas el pasado 26 de junio, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó un estudio en el que señala “el consumo global aumenta a pesar de que el Covid-19 tiene un impacto de gran alcance en los mercados mundiales de drogas”.

“La crisis por el Covid-19 y la recesión económica amenazan con agravar aún más los efectos de las drogas en un momento en que nuestros sistemas sanitarios han sido llevados al límite y nuestras sociedades están luchando para hacer frente a esto”, afirmó la directora Ejecutiva de la UNODC, Ghada Waly.

“Necesitamos —agregó— que todos los gobiernos muestren mayor solidaridad y proporcionen apoyo, sobre todo a los países en desarrollo, para combatir el tráfico ilícito de drogas y ofrecer servicios basados en la evidencia para los trastornos causados por el uso de drogas y enfermedades relacionadas, de modo que podamos alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), promover la justicia y no dejar a nadie atrás”.

Para Pemex es primordial la oportuna atención de la salud de sus trabajadores y familiares, siendo el consumo de sustancias sicoactivas un tema prioritario, subraya el documento cuya copia posee EL UNIVERSAL.

La guía, añade, define las líneas de acción por alcoholismo, abuso de tabaco y sustancias adictivas, por lo que considera necesario homologar criterios y actividades de los profesionales de la salud de primero, segundo y tercer niveles de la empresa con el propósito de:

dentificar oportunamente a trabajadores con abusos y/o dependencia de sustancias en los diferentes niveles de atención para su manejo integral; determinar el procedimiento para aquellos que ameriten manejo especializado en un medio controlado o ambulatorio; identificar oportunamente a los adolescentes con abusos de sustancias, ya que esta acción repercute positivamente en el bienestar de los trabajadores, y establecer indicadores de atención de adicciones en Pemex.

Para ello, la petrolera estatal tiene listo un sistema de “abordaje en las poblaciones cautivas que, por estructura nos permiten un manejo con mayor fluidez: niños asistentes a Cendis, adolecentes (hasta 17 años), adultos entre los que se encuentran trabajadores, jubilados y derechohabientes en general.