Foto: Tomada de Internet
Firmarán la paz, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, así como el comandante de las FARC-EP, Rodrigo Londoño Echeverri, quien usó el nombre de "Timochenko", en el conflicto que llega a su fin.

CIUDAD DE MÉXICO .- El presidente Enrique Peña Nieto informó al Senado que se ausentará del país el próximo lunes 26 de septiembre, con el fin de asistir en Cartagena de Indias, Colombia, a la ceremonia de firma de la paz entre el gobierno colombiano y las FARC-EP, en calidad de testigo de honor.

La notificación correspondiente fue recibida por el pleno senatorial, y en ella se expone que “es interés del gobierno de México tener un papel destacado en la etapa de postconflicto”.

Peña Nieto fue invitado por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, a participar en la ceremonia de suscripción del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera.

Firmarán la paz, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, así como el comandante de las FARC-EP, Rodrigo Londoño Echeverri, quien usó el nombre de "Timochenko", en el conflicto que llega a su fin.

Concurrirán también los presidentes de Cuba, Raúl Castro; Chile, Michelle Bachelet, de Venezuela, Nicolás Maduro; el canciller de Noruega, Borge Brende; el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y el Rey Emérito de España, Juan Carlos l, entre otros jefes de Estado, de gobierno y dignatarios.

En el reporte de la salida del Presidente de la República, se explica que con la participación de Peña Nieto en la ceremonia en Cartagena, México reiterará su “compromiso con la paz y estabilidad de América Latina y el Caribe, y del mundo, en general”.

La notificación firmada por el subsecretario de Enlace Legislativo de la Secretaria de Gobernación, Felipe Solís Acero, destaca que “México estuvo presente en los diálogos de acercamiento entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP, los cuales tuvieron a Tlaxcala como sede”.

Además, “México participó como testigo de honor en la firma del acuerdo de cese al fuego y hostilidades, bilateral y definitivo, y la dejación de las armas entre Colombia y la guerrilla, el pasado 23 de junio, en La Habana”.

Subraya que en este proceso, “México será un activo partícipe del postconflicto mediante su colaboración en la Misión Política Especial de Naciones Unidas para monitorear y verificar el cumplimiento” del acuerdo de paz.

Otra tarea mexicana será contribuir a la Iniciativa Global para el Desminado en Colombia, que permitirá en un plazo de cinco años, la localización y retiro de minas y artefactos explosivos antipersonales.