Aline Herández tenía sólo 13 años cuando ingresó al clan Tevi-Andrade; en entrevista con Shanik Berman dijo que (en la cama) las ponía a todas contra todas

Fue a través de una entrevista en la que Aline Hernández habló de la manera en la que perdió su virginidad con el compositor y el que fuera manager de Gloria Trevi, Sergio Andrade. 

Esto se lo confesó a la periodista de espectáculos Shanik Berman, a quien además le aclaró que ella sólo tenía 13 años cuando lo conoció y pasó a formar lo que luego se llamaría Clan Trevi-Andrade.

La conductora y cantante confesó que a pesar de la diferencia de edades y de que Andrade “siempre fue gordito y feo”, él la supo conquistar con su "talento musical". Pero Andrade muy pronto sacó el cobre y mostró su parte agresiva y “cobarde”, además de que pronto se dio cuenta que él lo que quería era tener a su disposición a chicas “adolescentes, ingenuas e  inmaduras”.

La propia Aline confiesa que ella era muy pequeña cuando lo conoció: "(…) Me tocó un loco, Sergio Andrade, que me agarró de 13 años cuando él tenía 20 años más que yo”, aseguró.

En el diario Basta Shanik la cuestiona: ¿crees que los pretendientes se asustan que fueras parte del llamado “Clan Trevi- Andrade”?

A lo que Aline le responde: “Los que se asustan no se acercan, los que se acercan es porque no les importa; todos tenemos un pasado, bueno, malo y pese a lo que me tocó vivir, he tenido muy buenas parejas que saben que no fue mi culpa, que yo no soy la mala de la película, me tocó un loco, Sergio Andrade, que me agarró de 13 años cuando él tenía 20 años más que yo.”

 

 

Pero cuando le tocó el turno de hablar de cómo fue su intimidad con una persona mayor, con la que por cierto terminó casada, Aline no tuvo pelos en la boca, pues aseguró que Andrade era muy sádico y que solía golpearla con la mano o incluso con cinturones, además que era “sádico y muy pervertido”, reveló Shanik.

Como Aline era tan pequeña, perdió la virginidad con Sergio Andrade, quie ya había formado el grupo Boquitas Pintadas y además representaba a Gloria Trevi, ambos proyectos en donde la propia Aline participaba como corista. "Con él (Sergio) fue mi primera vez, fue una experiencia horrorosa, la peor experiencia de mi vida y sé que muchas mujeres se identifican”, expresó.

Sobre la violencia Shanik fue al grano y le preguntó que su la golpeaba: “Sí claro, de mil maneras, los castigos eran con la mano, con un cinturón, era un tipo muy violento, muy agresivo y muy cobarde porque no se metía con una adulta, buscaba adolescentes, chavitas ingenuas, inmaduras”.

Y la duda siguiente de la entrevistadora, fue si se defendía de estos abusos: “No, jamás, jamás, a nadie le he levantado la mano pero ojo chicas, no se dejen. Hay mujeres que dicen ‘ya no me pega ya no me quiere’, no confundan eso, no es amor, es agresión.”

 

Sin embargo Aline aclaró que cuando ella llegó el ya se había calmado, porque sabía de las cosas que hacía con las chicas antes: “Era egoísta, sádico y muy pervertido. Le doy gracias a Dios que no me tocó su época donde hacía cochinadas y ponía a todas con todas y entre mujeres y que nunca tuve un hijo de él y tuve la fortaleza para escapar”. 

Las reacciones en redes sociales no se hicieron esperar: "Siempre se ha dicho que la culpa de todo lo que les pasó fue de sus madres, cómo es posible que dejen a sus hijas con un desconocido”.