Foto: Especial
La zona de discotecas que integran el corazón de la zona hotelera, cerrarán sus puertas a partir de este domingo

Cancún. Al menos 40 por ciento de la base laboral que presta sus servicios a la industria turística será despedida mientras que el resto se acogerá a sistemas de descansos solidarios, vacaciones adelantadas y otros mecanismos que permitan conservar la planta laboral, dijo el Secretario de la CROC en Benito Juárez, Mario Machuca.

La zona de discotecas que integran el corazón de la zona hotelera, cerrarán sus puertas a partir de este domingo, informaron trabajadores.

El líder de los trabajadores croquistas comentó que ante la complicada situación que se vive a nivel mundial y la caída del turismo, los primeros trabajadores que saldrán afectados serán los eventuales, que representan 40 por ciento de los 200 mil que hay en el estado, solo afiliados a la CROC.

Sánchez Machuca afirmó que la próxima semana será crucial porque el turismo que que todavía está en el estado, que según datos de la secretaria de turismo, suman 170 mil visitantes, con 50 por ciento de ocupación general, empezará a descender, por la salida masiva de turismo, sobre todo americano.

El 60 por ciento de los trabajadores de base serán sujetos a días solidarios, vacaciones anticipadas, esquemas que les permitan conservar sus trabajos y prestaciones, detalló.

Mario Machuca anticipó que buscarán apoyo por parte de los gobiernos federal y estatal para que condonen impuestos como el ISR, el 3 por ciento al hospedaje, y ello permita mantener más fuentes de trabajo.

Descartó que trabajadores de tiendas de autoservicio pierdan sus empleos, pues serán vitales.

En entrevista, la representante de la CTM, Maricruz Alanis, indicó que será en la junta que sostendrán el próximo lunes a las 11 del día con representantes hoteleros, cuando definan qué pasará con los 30 mil afiliados que tienen, tan solo en Cancún.

En entrevista por separado, trabajadores de distintas discotecas que operan en el corazón de la zona hotelera empezaron a cerrar paulatinamente sus puertas pero será en las primeras horas de este domingo que el resto cierre, por tiempo indefinido.

Trabajadores comentaron que "antros" que regularmente atienden más de mil 500 personas diarias, apenas tienen cuatro mesas ocupadas, pero no llenas.