Pitbull
Max, el perro pitbull que destrozó la tráquea a Iker, un niño de tan sólo tres años de edad, se salvó de ser sacrificado; será enviado a Malibú, California, para su rehabilitación en la Fundación del actor Raúl Juliá Levy