Lento. Fue hasta las 15:00 horas que el último carro alegórico llegó al Santuario de Guadalupe. Foto: Héctor García
Al menos 12 calles de la zona Centro de Saltillo se vieron afectadas por el tránsito lento que causó la fiesta patronal

Saltillo.- Al Santuario de la Virgen de Guadalupe llegaron feligreses al ritmo del tambor de los matlachines y los colores de carros alegóricos.

El mal tiempo no fue un impedimento para que desde temprana hora, miles de feligreses se dieron cita a la mega peregrinación en la que todos los años se conmemora la aparición de la virgen en Tepeyac.

La escena fue recreada por un Juan Diego que viajó sobre las plataformas de los carros alegóricos retratando el momento exacto en que su manto se cubre de flores gracias al milagro de la aparición.

Más de siete mil feligreses provenientes de todas las iglesias de la localidad fueron partícipes en la peregrinación organizada por la Asociación Diocesana de Trabajadores Guadalupanos.

Al menos 12 calles de la zona Centro de Saltillo se vieron afectadas por el tránsito lento que causó la fiesta patronal. Por seis horas fueron cerradas la arteria Isidro López-Emilio Carranza, a partir de Avenida Universidad y hasta Calzada de los Maestros-Aldama, mientras que las rutas alternas se vieron afectadas desde temprana hora.