Foto: Runtastic
Sentirse bien, vivir más y verse mejor... Parece la lista de desos de año nuevo; pero para lograrlo no hay que esperar al 1 de enero. Te decimos cómo

Esta lectura tiene la sapiencia que usted necesita para evitar un desastre, sentirse bien y vivir más… viéndose mejor. Es información de primera línea y ha sido generada sin ningún costo extra para usted.

Empiece por perder peso

Un nuevo estudio realizado durante 12 semanas en la Universidad de Tennesee encontró que las personas que incluyeron tres raciones de yogur en su dieta diaria, perdieron 60 por ciento más de grasa corporal y 80 por ciento más de grasa estomacal, que los que no consumieron yogur.

El secreto está en el calcio. “El calcio ayuda a que el cuerpo queme más grasa, y limita la posibilidad de que ésta pueda acumularse en su organismo”, dijeron los investigadores.

Otros estudios recientes respaldan ese descubrimiento. Por ejemplo, investigadores de Hawai han encontrado que mientras más lácteos consume la gente, más delgada es.

Un vaso de yogur contiene 400 miligramos de calcio, casi la mitad de los 900 miligramos que los expertos dicen que usted necesita ingerir cada día para mantener el gen de la obesidad apagado. Además, un vaso de yogur tiene de ocho a 10 gramos de proteína las cuales le podrían ayudar a suprimir  el apetito y a elevar la actividad de la leptina, una hormona que juega un papel clave en la quema efectiva de calorías.

Valore su vista

Las zanahorias se llevan la reputación de ser las mejores para salvaguardar la visión, pero cualquier vegetal cargado de betacaroteno (el pigmento que le da el color a las zanahorias) hará bien el trabajo, entre ellos, el camote y el mango, que además contienen altas dosis de vitaminas C y E, lo que significa que, si los come, usted ingiere tres antioxidantes que protegen sus ojos de los daños provenientes de los radicales libres que con el tiempo alteran la sensibilidad de la visión.

¿Y si ya no hay mangos? Entonces intente con los kiwis. Las investigaciones muestran que la hipertensión aumenta el riesgo de ceguera en la edad avanzada (degeneración macular), y dado que los kiwis, al igual que los plátanos, tienen mucho potasio son excelentes para el control de la presión sanguínea en el globo ocular.

Derrote los labios partidos

En lugar del ungüento para suavizar los labios, que viene en forma de lápiz labial, use algo más simple: vaselina pura. El problema es que algunos ingredientes del labial pueden resultar alérgicos, pero nadie es alérgico a la vaselina. Pase la lengua por sus labios y humedézcalos antes de untarse el producto. Eso logrará mantener la humedad y evitará que sus labios se resequen más de la cuenta.


Prevenga el cáncer de próstata

Cambie la bolsita de fritos que acostumbra comer cada mañana por una botana que podría salvar su vida, si es usted varón: la nuez de la India es la mejor fuente de selenio, un mineral que puede reducir el riesgo de cáncer de próstata hasta en 60 por ciento. Media docena de nueces de la India al día le ayudarán a obtener la meta de 200 microgramos de selenio, lo que todo varón adulto necesita para blindar su glándula estratégica.

Además, los fritos están elaborados con grasas transaturadas que se untan en las paredes interiores de los vasos sanguíneos dificultando la circulación y evitando que lleguen a las células el oxígeno y los nutrientes salvadores. Mientras que la nuez de la India tiene grasa buena que le da flexibilidad a los vasos sanguíneos.

¿No encuentra nuez de la India? 

Hay otra fruta interesante para protegerse del cáncer prostático: las ciruelas, muy efectivas para proteger de los tumores de esa glándula.

Evite una embolia

En un estudio de 10 años realizado con 2 mil 400 personas, investigadores finlandeses encontraron que aquéllas que tomaron 200 miligramos de vitamina C al día—la cantidad que se obtiene de un vaso de jugo de naranja— tuvieron menores riesgos de embolia que aquellos que sólo ingirieron 40 miligramos de vitamina C (media naranja).

Los investigadores atribuyen la reducción del riesgo a la habilidad de la vitamina C para minimizar los daños arteriales provenientes de los radicales libres; pero también a que reduce la presión sanguínea ya que ayuda a lubricar las paredes arteriales, al echar fuera el colesterol ‘malo’ e incrementar el colesterol ‘bueno’.

Si usted desea un sistema arterial limpio, la naranja se lo proveerá.

Detenga un ataque cardiaco

Cuando la mesera le pregunte si quiere café o té, sea rápido en Ia respuesta: té. Investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard encontraron que beber una o más tazas de té al día puede reducir en 45 por ciento la probabilidad de un ataque al corazón. Los flavonoides presentes en el té ayudan a reducir el acumulamiento de grasa en las arterias (el  té Lipton tiene la misma efectividad para limpiar las arterias).
aleje la diabetes

Prepárese un sándwich de crema de cacahuate… 

Un estudio publicado en la revistade la Asociación Médica Americana, encontró que aquellas personas que comieron crema de cacahuate una vez por semana, tuvieron menos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. La explicación de esta bondad podría estar en las grasas mono y poliinsaturadas del cacahuate, que mejoran la sensibilidad de la insulina.

Gánele al mal aliento

Cuando los investigadores de la Uni versidad de la Columbia Británica probaron diferentes estrategias para eliminar el mal aliento, encontraron que el té verde era la más efectiva para eliminar los gérmenes que se generan en los restos de comida responsables del mal aliento (masticar chicle y dulces de menta no fueron buenas elecciones). Prepare un té verde y haga gárgaras con él.

Con ron y coca-cola
Beber alcohol y cafeína dentro de las tres horas de haber tenido una embolia podría salvar su cerebro, de acuerdo con científicos de la Universidad de Texas. Estos señores encontraron que un medicamento llamado cafeinol, que combina cafeína con etanol (el equivalente a dos bebidas fuertes), redujo el riesgo de daño cerebral en los pacientes de embolia, hasta en 80 por ciento.

Las B son analgésicas
Tomar vitaminas del complejo B o ingerir alimentos altos en esos nutrientes —como la carne de res, el pollo y los mariscos— parece liberar del dolor crónico. Los  investigadores del Parker Research Institute, de Texas, encontraron que las vitaminas Bi, B6, B12 y el ácido fólico (el famoso ‘complejo B’) amortiguan la transmisión de señales de dolor al cerebro, desde cualquier parte del cuerpo. Y cuando no hay dolor uno se recupera más rápido de las cirugías, de los golpes, esguinces, moretones, de huesos fracturados e incluso de las incomodidades musculares.

No beba tanto
Ya se sabía que alcohol puede aumentar su riesgo de lesionarse en una colisión automovilística, pero un nuevo estudio de la Universidad de Michigan reporta que las personas aficionadas a la bebida tienen  50 por ciento más de probabilidad de sufrir ‘lesiones serias’, debido a que el alcohol debilita las membranas celulares, haciéndolas más propensas a romperse.

Aumente sus músculos
Un nuevo estudio reporta que los hombres que toman suero experimentan mayor crecimiento muscular que los que toman cualquier otro suplemento. Los investigadores dividieron a 30 levantadores de pesas en dos grupos y les dieron ‘suero’ a un grupo y ‘carbohidratos’ al otro. Después de 12 semanas los que tomaron suero estaban más fuertes y tenían fibras musculares más gruesas (suero es el subproducto que resulta del prensado de los quesos).

Ármese hasta los dientes
Comer frutas y verduras diariamente puede evitarle la pérdida de la dentadura. Un estudio  de la Universidad de Cornell encontró que las personas con las peores dietas eran también las que tenían más probabilidad de perder sus dientes poco después de los 50 años. Los investigadores atribuyeron el problema a la falta de fibra, de betacaroteno, deácido fólico y de vitaminas A y C presentes en las frutas y verduras.

Malas noticias
Las personas que estuvieron excedidas de peso en la adolescencia tienen mayor probabilidad de sufrir problemas de salud una vez que llegan a la adultez, de acuerdo con un estudio noruego realizado a más de 227 mil personas.

Las buenas noticias: si usted acarrea ese riesgo desde el pasado, el ejercicio puede ayudarle a eliminarlo. La investigación demuestra que ejercitarse tan sólo media hora al día puede aumentar en 30 por ciento la probabilidad de que usted viva hasta los 90 años de edad.

El sobrepeso afecta la memoria
Estar pasado de peso o mantenerse inactivo puede hacerlo olvidadizo. Investigadores de la Universidad de Nueva York estudiaron a 30 individuos y encontraron que aquellos que tuvieron los peores resultados en pruebas de memoria fueron también los más propensos a mantener altos niveles de glucosa en la sangre.

La obesidad y la inactividad física reducen la habilidad del cuerpo para mover el azúcar de la sangre hacia los tejidos del cuerpo, incluyendo el cerebro. Esto hace menos fluida la memoria y puede causar que se encojan partes del cerebro, según una investigación realizada en la Texas A&M University.