Foto: Especial
Luego de que atropellaran a su dueño, una perrita se mantuvo fiel hasta el final. Ahora muchos buscan adoptarla

Iztapalapa, Ciudad de México.- Una perrita estuvo más de dos horas sin despegarse del cadáver de su dueño, que fue atropellado en la colonia Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, en la delegación Iztapalapa. 

La muerte del hombre ocurrió en la esquina de Villa Franqueza y Villa Cid, cuando un camión de transporte público lo arrolló y se dio a la fuga.

Desde las 3:30 de la tarde, tiempo aproximado en el que ocurrió el accidente, hasta después de las 6:00, cuando aún no había llegado el Ministerio Público, la pequeña can estuvo encima del cuerpo de su dueño ladrándole a todo aquel que se acercaba.

Ni siquiera policías capitalinos o paramédicos pudieron acercarse mucho al cadáver, por lo que todo el tiempo permaneció destapado.

El hombre, según dijeron testigos, había sido atropellado al cruzar la calle. 

En su muerte, según testigos, coincidieron dos factores, el descuido del peatón y el exceso de velocidad con que era conducido el vehículo de pasajeros, que no logró frenar. 

Foto: Especial

Vecinos de la colonia dijeron que la víctima vivía en la zona y que lo habían visto tomando en la calle desde la Nochebuena. 

“Seguramente se la siguió desde el 24. Ayer lo vimos discutiendo en una tienda porque según quería llevarse unas cervezas sin pagar... Otras veces también era común verlo haciendo ejercicio”, comentó una vecina.

Cuando finalmente los peritos de la PGJ hicieron el levantamiento del cadáver, los vecinos se hicieron cargo de la perrita, a la que nombraron "Mugrosita" y a la que varios se ofrecieron a adoptar.