Foto: Vanguardia/Milenio
Luego de más de 40 horas de búsqueda Juan Heriberto fue encontrado a cinco horas del campamento de su parroquia

Monterrey. Juan Heriberto Treviño Leal, el menor de 14 años que se extravió en la sierra de Galeana, siempre estuvo acompañado por el mejor amigo del hombre: un perro.

Luego de más de 40 horas de búsqueda, el adolescente finalmente fue encontrado con vida en la zona conocida como La Palmitosa en el ejido Pablillo, del municipio de Galeana, justo a cinco de horas de donde se había instalado el campamento al que pertenece Treviño Leal.

Acompañado en todo momento de un perro labrador de nombre 'Max', el menor narró que para mitigar el frío usó paxtle para taparse las piernas y durmió abrazado de su nuevo amigo.

"En la noche no me moví, porque me podía perder más, entonces agarré paxtle y lo puse en mis piernas para no tener tanto frío y abracé al perro", platicó Juanito.

Contó que al alejarse del grupo se tropezó y cayó en un barranco, por lo que perdió la orientación del camino.

"Me resbalé en un barranco, me fui rodando, pero choqué con un árbol y fue de donde me agarré, caí en un río pero no llevaba agua, entonces caminé por ese río todo derecho", comentó Juan.

Sus familiares también señalaron que al ver a Juanito, notaron que junto a él venía un can de aparente raza labrador, aquel que no se separó de su lado desde que se extravió.

El adolescente les dijo que el perro comenzó a seguirlo cuando se alejó y que lo acompañó todo el tiempo que estuvo perdido. Aunque su intención sí era adoptar al can, un señor que se encarga de cuidar un ranchito les dijo que no podían llevárselo porque era de su patrón.

"Al momento de que me caí el perrito fue conmigo, yo seguía caminado y veía que venía detrás de mí, y pues nos perdimos juntos", señaló.

Treviño Leal se encuentra bien, fue bajado de la sierra en un helicóptero del municipio de Guadalupe y trasladado en un ambulancia de la Cruz Roja al Hospital Universitario para su valoración médica.

"En esos momentos nada más recé y le dije a Dios que ojalá y me encontraran.

"Al segundo día, ya con bastante sed, vi una laguna y vi que el perro empezó a tomar agua y pues ya con tanta sed lo que hice fue tomar de esa agua", narró el menor.

El menor había acudido con un grupo de la parroquia María Auxiliadora, de la colonia Linda Vista en Guadalupe, a la sierra de Galeana, para realizar labores de evangelización y asistencia social; al alejarse del grupo se perdió, despertando la solidaridad de muchas personas y autoridades que se abocaron a su búsqueda y exitoso rescate.

Foto: Vanguardia/Milenio

"Le ofrecimos unas 'sabritas'"


Leo y Jesús son los dos pobladores del ejido Pablillo quienes localizaron al menor Juan Heriberto junto a 'Max', el labrador que lo acompañó todo el tiempo que duró perdido.

Fue alrededor de las 09:30 de este martes cuando el adolescente fue ubicado en la zona conocida como La Palmitosa.

Leoncio Fernando Ramírez Rodríguez narró que junto a su compañero Jesús Eliud Espinoza en punto de las 08:00 tomaron sus caballos y se unieron a la búsqueda. Tras rastrear la zona finalmente ubicaron al menor quien al verlos corrió y los abrazó, expresándoles que tenía miedo de que no lo fueran a encontrar.

Posteriormente, los dos pobladores le ofrecieron unas 'sabritas' y un refresco, además de agua. Al tiempo, caminaron hasta el ranchito conocido como Santa Bárbara donde ya lo esperaba un helicóptero y los rescatistas, así como su familia.

Además de estos dos pobladores, otras personas habitantes del ejido Pablillo y zonas aledañas se unieron a la búsqueda, la cual fue exitosa y por lo que ahora Juan Heriberto ya está con su familia.