Los Spurs están de nueva cuenta en Playoffs/ AP
La última ocasión que el equipo de San Antonio no llegó a la postemporada Space Jam estaba en el cine

Esta vez fue diferente para los San Antonio Spurs. Y mucho más complicado.

Los Spurs tuvieron que esperar más de 80 partidos para conseguir su clasificación a Playoffs. Tuvieron que ganar el último juego de la campaña regular en casa para asegurar que seguirán en competencia por vigésima primera ocasión consecutiva, al vencer 98-85 a los Sacramento Kings en el AT&T Center para amarrar el boleto.

Sin embargo, San Antonio tendrá que esperar hasta el partido final de la campaña regular, el miércoles en New Orleans, para conocer su siembra y rival en la primera ronda de la Postemporada en la Conferencia del Oeste.

“Los muchachos merecen todo el crédito. Ha sido una temporada muy complicada“, reconoció el entrenador Gregg Popovich. “Han hecho un gran trabajo y estoy orgulloso“.

Es la vigésima primera ocasión que lo hace de manera consecutiva/ AP

Los Spurs (47-34) pudieron conseguir irse al frente en la pizarra ante los Kings ya avanzado el último periodo desde el silbatazo inicial del encuentro.

“Cuarenta y ocho minutos son mucho tiempo“, ironizó Popovich. “Y en la NBA, las cosas son de ida y vuelta. Algunas veces, una de las cosas que más asustan a los equipos es irse rápido arriba en el primer cuarto, porque frecuentemente cambia eso, pero nuestra defensa se fajó. (Los Kings) sólo anotaron 35 puntos en la segunda mitad y por eso pudimos regresar.

Spurs de San Antonio/ AP

“Así tenemos que ser, un equipo defensivo. A veces vamos a tener sequías ofensivas y nuestra defensa tiene que mantenernos en los juegos”, agregó el estratega.

Sacramento (26-55) mostró que su sangre nueva puede competir, pero también que carece de esa experiencia que al final puede marcar la gran diferencia.

El centro Willie Cauley-Stein marcó 25 puntos y 10 rebotes para los Kings, el guardia De’Aaron Fox cooperó con 21 unidades y siete asistencias, mientras que Buddy Hield salió de la banca con 17 puntos.

Sin embargo, el problema de Sacramento para conservar su ventaja, que llegó a ser hasta de 14 puntos en el tercer periodo, fueron las entregas de balón (12) y su efectividad de 36 por ciento en tiros de campo.

“Peleamos toda la noche, pero aún no somos capaces de consumir los minutos“, lamentó Dave Joerger, coach de los Kings. “Salimos a competir hasta donde pudimos.
 
Estoy orgulloso. Fallamos algunos disparos, soltamos balones y cometimos demasiadas faltas.

“Un buen equipo como los Spurs sólo necesita una ventana para ganarte. Así sucedió esta noche”, agregó Joerger.

Los Spurs una vez más necesitaron de su estrella argentina de 40 años de edad, Manu Ginóbili, para salir adelante en el encuentro y asegurar el pase a la postemporada. Similar a lo que sucedió el sábado pasado en la victoria sobre los Portland Trail Blazers, Ginóbili anotó 17 puntos y, quizá más importante, calmó los ánimos en la duela y la banca cuando las cosas parecían irreversibles para su equipo.

Ginóbili anotó ocho de sus puntos en el último periodo para la euforia de los 18,418 aficionados que colmaron la arena de los Spurs, incluidos una buena cantidad de argentinos que llegaron en apoyo de su compatriota.

“Tengo demasiado respeto por los Spurs“, aseguró Joerger. “Les deseo lo mejor. Ya están en Playoffs otra vez y ahí saben hacer sus cosas. Tengo mucho respeto por los Spurs y creo que esta noche, nos ganamos también el suyo“.