Especial
Pese a que la Cofepris informó los riesgos del consumo de dióxido de cloro o solución mineral, decenas de personas acuden cada 15 días a comprarlo con la idea de prevenir contagios

Saltillo, Coahuila.- La venta de galones, polvo y cápsulas de dióxido de cloro o la llamada “Solución Mineral Milagrosa”  para combatir el COVID 19 en las boticas de Saltillo es al por mayor, sin embargo, es un método ineficaz contra el coronavirus y peligroso para la salud.

Pese a que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó hace unos días, los riesgos del consumo de dióxido de cloro o solución mineral para el tratamiento de enfermedades como COVID-19, decenas de personas acuden cada 15 días a comprarlo por 420 pesos, con la idea de prevenir ser contagiados.

Escaparates al fondo de las boticas y tiendas de productos esotéricos ubicados en el primer cuadro de la ciudad, aumentaron su venta hasta en un 20 por ciento desde el inicio de la pandemia, pues comenzó a promoverse como un “medicamento milagroso” para prevenir o tratar el COVID-19.

Sin embargo, a través de un comunicado, la dependencia informó que no se han autorizado registros de medicamentos que contengan dióxido de cloro, clorito de sodio o derivados, pues al ser ingeridos pueden provocar irritación en boca, esófago y estómago, así como náuseas, vómito y diarrea, además de trastornos cardiovasculares y renales.

Mencionó que en conjunto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se busca prevenir el uso de dicha sustancia que ha sido comercializada como “Solución Mineral Milagrosa” (SMM, MMS o CDS) y que ofrece la cura para enfermedades como cáncer o COVID-19.

Según algunos empleados de dichos establecimientos, la mayoría de sus clientes son adultos entre los 35 y 50 años de edad, quienes ingieren al menos medio vaso cada día en ayunas para protegerse de enfermedades como diabetes, hipertensión e incluso cáncer.

Hoy en día comercializado y publicitado de que esta sustancia puede combatir ser contagiado, portar o morir a causa del coronavirus.

En este sentido esta COFEPRIS emite las siguientes recomendaciones a la población:

· Seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias para prevenir la transmisión del COVID-19.

· Apegarse a las indicaciones de los profesionales de la salud para el tratamiento de cualquier padecimiento.

· Si está consumiendo o le están administrando algún producto derivado del dióxido de cloro, suspenda inmediatamente su uso.

· Levantar la Denuncia Sanitaria en caso de que algún establecimiento de atención médica ofrezca este producto como alternativa en el tratamiento de cualquier enfermedad, así como de cualquier establecimiento que ponga a la venta el producto. https://www.gob.mx/cofepris/acciones-yprogramas/denuncias-sanitarias

Ana Luisa Casas

Escritora y bailarina. Periodista desde los 19 años. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por Universidad Autónoma de Coahuila. Comenzó su carrera como colaboradora en INFONOR y posteriormente en El Universal de la Ciudad de México. Así como tres medios regionales. Tiene una publicación en “Mínima” una antología de  microficción. Acreedora de la estatuilla Armando Fuentes Aguirre en la categoría de Entrevista y especialista en Derecho a la Información, Fiscalización y Combate a la Corrupción por la Academia Interamericana de Derechos Humanos. Actualmente se desempeña orgullosamente como periodista en Vanguardia.