Foto: Especial
La firma 4PL Industrial SAS, ligada a dos operadores de Alex Saab y Álvaro Pulido, compra alimentos a las mismas proveedoras que han sido usadas por este par de empresarios, acusados de lavado por sus nexos con el chavismo

CIUDAD DE MÉXICO.- Bajo nuevas marcas de alimentos, pero con viejos aliados, empresarios colombianos continúan su negocio de venta de despensas al gobierno de Nicolás Maduro.

A Alex Saab Morán y Álvaro Pulido Vargas no les pesan las sanciones que en julio les impuso el Departamento del Tesoro de EU. Tampoco que un tribunal de Florida los acuse de lavado por sus negocios con el chavismo.

Desde 2016 y gracias a sus nexos con Maduro, ambos lograron millonarios contratos para suministrar los alimentos que se reparten a los venezolanos a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Su empresa Group Grand Limited compraba mercancía en México para luego enviarla a Venezuela, lo que les dejaba enormes ganancias al actuar como intermediarios.

Esto fue el comienzo de una operación que le ha dado la vuelta al mundo, pues también han usado compañías inscritas en Emiratos Árabes y Turquía para comprar alimentos y así eludir la lupa de los gobiernos que los investigan, como EU, Colombia y México.

Recientemente, a los hogares más pobres en Venezuela llegaron cajas CLAP con lentejas y frijoles de la marca Renaciente. Los alimentos fueron empacados por 4PL Industrial S.A.S., firma colombiana que conecta a la vasta red de Saab y Pulido en la que están dos empresarios connacionales suyos: Carlos Lizcano Manrique y Jorge Andrés Saavedra Bedoya.

El primero es propietario en Venezuela de Salva Foods 2015, responsable de las Tiendas CLAP. El segundo está detrás de 4PL Industrial, identificada por autoridades colombianas como parte de la red de Saab en ese país.

Además, la Unidad de Inteligencia Financiera detectó transacciones entre 4PL Industrial y las mexicanas Rice & Beans y Grupo Brandon,  proveedoras de granos y leche en polvo usadas para el programa de Maduro. Luego de comprar los alimentos, la empresa los envía a Cartagena, Colombia, para aprovechar su zona franca y de ahí van a puertos venezolanos.

Excélsior

Excélsior es el segundo periódico más antiguo de la Ciudad de México, después de El Universal. Fue fundado por Rafael Alducin y su primer número circuló el 18 de marzo de 1917.