Foto: Especial
La divisa mexicana opera contraria al mercado internacional, con el dólar a la baja y las monedas emergentes en terreno positivo

El peso mexicano retrocede contra el dólar en las primeras horas de la jormada.La divisa local extiende su movimiento negativo de ayer, tras la renuncia del ahora ex secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa. La paridad se ubica en un nivel de 19.2648 unidades, a la espera de información relevante en Estados Unidos.

La caída al momento es de 10.38 centavos contra su registro previo, de 19.1610 unidades por billete verde, con datos del Banco de México (Banxico). La cotización se mueve en un rango amplio de 17.29 centavos entre 19.1396 pesos por unidad y un máximo de 19.3125 pesos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habló acerca de la sorpresiva renuncia de Urzúa. Dijo que el ex funcionario no estaba de acuerdo con algunas de las medidas en materia económica y que acusó conflictos de interés dentro del gobierno federal, pero él no está de acuerdo.

López Obrador adelantó que es lógico y posible que se presenten nuevas renuncias en el gobierno; la declaración despierta incertidumbre sobre su proyecto. Como sucesor de Urzúa fue nombrado Arturo Herrera, quien hasta ayer se desempeñaba como subsecretario de Hacienda, y cuenta con el apoyo de los mercados.

Contrario a la tendencia

El peso retrocede contrario a la tendencia internacional. El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de sesis monedas de referencia, retrocede -0.32% y se ubica en el nivel de 96.78 unidades.

Los inversionistas aguardan la publicación de las minutas de la más reciente reunión de la Reserva Federal (Fed) estadounidense. En ellas buscarán cualquier información que ayude a sostener las apuestas sobre un próximo recorte de tasas.

Contrarias al peso, otras divisas emergentes como el rublo ruso, el real brasileño, la lira turca y el rand de Sudáfrica operan con ganancias por esa expectativa.