Archivo
La divisa mexicana se beneficia de débiles cifras de empleo en Estados Unidos, muy por debajo de lo esperado por el mercado

El peso mexicano opera estable contra el dólar y con un ligero ajuste a su favor en las primeras horas de este viernes. Tras haber sufrido ayer una fuerte caída de 18 centavos, la moneda local recupera 0.26% de su valor, o 5.04 centavos. El tipo de cambio se ubica eb el nivel de 19.4997 unidades. El movimiento es un retroceso esperado tras el importante avance global del dólar de ayer.

Hoy el cruce dólar-peso registra poco movimiento y opera en un rango entre 19.6150 unidades, techo que alcanzó en la sesión asiática, y 19.4905 unidades, en la parte baja de las operaciones. La divisa mexicana se beneficia de débiles cifras de empleo en Estados Unidos, muy por debajo de lo esperado por el mercado.

La información sobre el dato negativo de nóminas no agrícolas terminó con el avance del dólar contra sus principales cruces. Otras monedas emergentes también se benefician de la pausa en el movimiento alcista del billete verde. El rand sudafricano, la lira turca y el real brasileño ganan terreno al dólar.

El índice dólar, que mide la fortaleza de la moneda estadounidense contra una canasta de seis divisas de referencia, retrocede -0.32% y se ubica en el nivel de 97.35 enteros. Pese a un ligero retroceso contra su cierre de ayer, de 97.67 enteros, el índice se mantiene muy por encima de su promedio móvil de 200 días de 96.60 enteros.

El dólar estadounidense cae en la sesión en sus seis cruces que componen el índice dólar: el euro; la libra esterlina, de Reino Unido; el franco suizo; la corona sueca; el yen japonés, y el dólar canadiense.

Ayer la moneda estadounidense se fortaleció a su mejor nivel desde junio de 2017 debido a temores a una desaceleración de la economía global. Tras anunciar su decisión de política monetaria, el Banco Central Europeo informó que revisará a la baja sus pronósticos de crecimiento económico para la zona.

La información se sumó al reciente anuncio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de una disminución a sus pronóstico para la economía global en 2019 y 2020, y a cifras negativas sobre manufacturas en China.