El actor estadounidense Peter Mark Richman que tuvo papeles recurrentes en las series de televisión “Three’s Company” (“Tres son multitud”) y “Beverly Hills, 90210”, murió por causas naturales a la edad de 93 años.

Peter Mark Richman, un actor de carácter que apareció en cientos de episodios de series de televisión y tuvo papeles recurrentes en “Three’s Company” (“Tres son multitud”) y “Beverly Hills, 90210”, falleció. Tenía 93 años.

Richman murió de causas naturales el jueves en su casa en el área de Woodland Hills, en Los Ángeles, informó su publicista, Harlan Boll.

Nacido en Filadelfia, Richman era un farmaceuta cuando decidió cambiar su carrera por la actuación. Se unió al Actors Studio y en 1953 protagonizó la obra de teatro “End as a Man”. Apareció en Broadway en “A Hatful of Rain” y “Masquerade”. También hizo el papel de Jerry en más de 400 funciones de “The Zoo Story” de Edward Albee en Nueva York, según Boll.

En el cine, sus créditos incluyen “The Black Orchid” (“La orquídea negra”) de 1958, con Sophia Loren; “The Strange One” (“El rencoroso”), “The Naked Gun 2 1/2: The Smell of Fear” (“¿Y dónde está el policía? 2 1/2”) y “Friday the 13th Part VIII” (“Viernes 13, parte VIII”).

Pero era más conocido por su trabajo en televisión, donde apareció en más de 500 capítulos de variadas series a lo largo de décadas, desde “Bonanza” y “The Fugitive” (“El fugitivo”) hasta “Star Trek: The Next Generation” (“Viaje a las estrellas: La nueva generación”).

Interpretó al abogado Nick Cain en la efímera serie de los 60 de NBC “Cain’s Hundred” (“Yo fui criminal”) y tuvo papeles recurrentes como abogado en el éxito de los 80 “Dynasty” (“Dinastía”) y la serie de los 70 “Longstreet”.

Entre los 70 y 80 hizo del papá de Suzanne Somers, el reverendo Luther Snow, en “Three’s Company”; apareció como Lawrence Carson en algunos episodios de “Beverly Hills, 90210”, y dio vida a C.C. Capwell en casi 30 episodios de “Santa Barbara”.

También escribió obras de teatro, incluyendo la aclamada “4 Faces”, así como una novela, cuentos cortos y una autobiografía.

En 1990, la Motion Picture & Television Fund le otorgó la Medalla de Plata en reconocimiento a sus logros humanitarios.

Le sobreviven su esposa Helen, cinco hijos y seis nietos.