En la enésima cargada del Presidente de la República en contra de lo hecho durante “el período neoliberal”, fustigó al Instituto Tecnológico Autónomo de México, institución a la cual responsabilizó indirectamente de los resultados de la política económica implementada en México en los últimos 36 años

Saltillo, Coah. “¿De dónde eran, o son, los servidores públicos que manejaron la política económica en los últimos 36 años?”, cuestionó la mañana de este jueves el Presidente de la República durante su acostumbrada conferencia de prensa desde Palacio Nacional.

La respuesta la había ofrecido él mismo unos segundos antes: “…es público y notorio que en los gobiernos últimos, los gobiernos de corte neoliberal, en todas las áreas económicas, financieras, ¡puro ITAM!”, dijo, al tiempo que cuestionó dónde estaban los economistas egresados de la UNAM, su alma mater.

Y aunque afirmó que el señalamiento lo hacía “en buen plan” y que en su equipo de trabajo también hay egresados del ITAM -como Zoé Robledo, sub secretario de Gobernación-, reiteró que el manejo de la economía, durante los últimos 36 años, recayó casi exclusivamente en egresados del ITAM.

De esta forma, el Presidente responsabilizó indirectamente a dicha institución, entre otras cosas, de la corrupción que, en su opinión, impera en los órganos autónomos -como la Comisión Reguladora de Energía- “que crearon durante el período neoliberal para favorecer a las minorías y para simular”.

Paradójicamente, el Presidente había invitado, apenas 56 minutos antes, a no estigmatizar a la población de Badiraguato, pueblo natal de “El Chapo” Guzmán, a causa del líder Cártel de Sinaloa, porque “no se debe estigmatizar a los pueblos”, afirmó al responder la primera pregunta de “la mañanera”.

“Yo pienso que no se deben de estigmatizar pueblos. No se puede estigmatizar Atlacolmulco, porque de ahí era el llamado “Grupo Atlacomulco”. ¿Qué tiene que ver Atlacomulco con un grupo político? Badiraguato es un pueblo con historia… vive mucha gente que merece respeto”, dijo el mandatario.

Explicó que su visita a la tierra natal de Joaquín Guzmán Loera, quien esta semana fue declarado culpable de 10 cargos criminales en una corte de los Estados Unidos, obedece a la puesta en marcha de tres proyectos que involucran a dicha población y a la región donde se ubica.

El primero de ellos es la construcción de un camino que conectará Badiraguato con Guadalupe y Calvo, en el estado de Chihuahua, a través de la sierra; el segundo es la construcción de una universidad pública en la cual se formarán especialistas en fomento a la actividad forestal y el tercero es el arranque del programa “Sembrando Vida” que implicará la siembra de 50 mil hectáreas.

La realización de estas acciones, adelantó, implicará la creación de 20 empleos de carácter permanente en la región serrana entre Durango y Chihuahua, acciones que se replicarán en las poblaciones de El Salto, Tamazula y Canelas, en Durango, así como en otras de Sinaloa.