Archivo
La solicitud surgió luego de que el pasado 2 de septiembre un grupo de 80 personas, presuntamente integrantes de la CNTE, pretendieran cerrar de manera violenta el plantel con los alumnos y personal dentro

CDMX.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares en favor de la comunidad de un jardín de niños en el municipio Las Margaritas, Chiapas, luego de que el pasado 2 de septiembre un grupo de 80 personas que presuntamente se identificaron como integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) pretendieron cerrar de manera violenta el plantel con los alumnos y el personal dentro.

En un comunicado, el organismo nacional resaltó que con el fin de prevenir y evitar daños irreparables al derecho a la seguridad e integridad física y psicológica de niñas y niños, personal docente y padres de familia del citado plantel, solicitó protección para todos ellos a las autoridades estatales.

En un escrito, se les hizo saber del “riesgo, urgencia e irreparabilidad del daño a que está expuesta la comunidad del jardín de niños”. Esas medidas deberán implementarse durante el tiempo que se requiera, para evitar la consumación irreparable de hechos violatorios de los derechos humanos.

La CNDH señaló que conoció del caso mediante una nota periodística publicada en un portal electrónico, por lo que determinó solicitar la implementación de medidas cautelares ante el riesgo inminente que enfrentó la seguridad de los alumnos, del personal y los padres de familia, sobre todo cuando la directora del jardín de niños y los papás de los estudiantes enfrentaron a dicho grupo.

Fundamento de la solicitud. La petición de medidas cautelares tiene su fundamento en los artículos 3 y 6, fracciones II y 40 de la Ley de la Comisión Nacional, así como 116, 117 y 118 de su Reglamento Interno, y tienen como objetivo conservar y proteger a una persona en el goce de sus derechos humanos.

De acuerdo con la CNDH, las autoridades correspondientes, en el ámbito de sus respectivas competencias, deben realizar las acciones necesarias para garantizar, con estricto apego a la ley y respeto a los derechos humanos, la seguridad en el jardín de niños citado, con el fin de que se puedan llevar a cabo con normalidad las actividades educativas y con ello se garantice el ejercicio del derecho a la educación de quienes allí estudian.

El organismo nacional recomienda a las autoridades estatales que se instruya a las instancias competentes para que investiguen todas aquellas conductas contrarias a la ley que pudieran ser constitutivas de delito, ocurridas el pasado 2 de septiembre en el kínder de Las Margaritas, para que en su momento se sancione a quien o a quienes resulten responsables de las mismas conforme a derecho.

La CNDH solicitó a las autoridades mencionadas le informen de manera inmediata respecto de la aceptación de las medidas requeridas y, en caso de ser retomadas, dar a conocer las actividades realizadas para su cumplimiento.