Foto: Archivo
Luego de que el gerente de Agsal, Jordi Bosch, señalara que los acuíferos que actualmente se explotan para abastecer de agua a la ciudad se podrían terminar dentro de 10 años, Garza Gutiérrez recordó que desde hace tres años él advirtió que en un panorama de 7 años de sequía colapsaría la ciudad

El especialista en hidrología, Rodolfo Garza Gutiérrez, pidió a la compañía Aguas de Saltillo (Agsal) que a través de expertos se realice un estudio para determinar la capacidad de un acuífero ubicado al sur de la ciudad del que la compañía pretende extraer agua para abastecer a la ciudadanía, ante la sobreexplotación de los mantos que se usan actualmente.

Luego de que el gerente de Agsal, Jordi Bosch, señalara que los acuíferos que actualmente se explotan para abastecer de agua a la ciudad se podrían terminar dentro de 10 años, Garza Gutiérrez recordó que desde hace tres años él advirtió que en un panorama de 7 años de sequía colapsaría la ciudad por la sobreexplotación de los acuíferos.

“Sí hay un déficit de agua, sí existe un riesgo muy grande para el crecimiento de Saltillo a 50 años, no a 5 ó 10. No puede haber desarrollo si no se aclara la situación del agua, porque los acuíferos de donde se alimenta Saltillo están sobreexplotados, eso lo hemos dicho insistentemente”, dijo el investigador saltillense.

Ante esa situación, Garza Gutiérrez dio a conocer que Agsal mandó a hacer un estudio con la empresa Sanx Ingeniería Industrial y Desarrollo, S.A. de C.V., que es originaria del Estado de México, y que arrojó que al sur de la ciudad, cerca de Derramadero, habría un acuífero profundo del que se podría abastecer a la ciudad, sin embargo, puso en duda la veracidad del análisis.

Jordi les dijo (a cámaras empresariales) que había mucha agua al sur de Saltillo, ahora resulta que Agsal se fundamenta en que hay suficiente agua en un estudio que la misma Agsal mandó a hacer con dinero de Banobras, con una empresa que parece ser es una firma patito ubicada en el Estado de México”, dijo.

Agregó que Agsal está en proceso de obtener la autorización de la Comisión Nacional del Agua para utilizar ese acuífero, sin embargo, advirtió que en caso de que se concrete y el estudio esté equivocado, la ciudad podría colapsar, por lo que se pidió realizar un nuevo estudio en el que se involucren especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“No podemos arriesgarnos. Si se autoriza que saquen agua de acuerdo con este estudio va a haber dos escenarios, que sí hay agua y que no pasa nada, pero el otro es que si no hay y sacan agua del acuífero y no hay ese excedente, se nos colapsan la ciudad y Derramadero, Parras y General Cepeda en unos cuantos años. Además para ese acuífero tendrían que construir un acueducto de 3 mil millones de pesos”, comentó.

“Como medidas urgentes, el Ayuntamiento de Saltillo y Agsal tendrían que terminar la línea morada, aprovechar mil litros por segundo que se desperdician cerca de la planta tratadora y reducir las fugas en la ciudad, pues el 40 por ciento del agua se desperdicia ahí”, lamentó.

La línea morada se encargaría de distribuir el agua tratada a la zona industrial de Ramos Arizpe.