Foto: Archivo
En su comunicado dominical, Garfias Merlos señaló que a nivel nacional se tiene un registro aproximado de más de 26 mil desaparecidos, además los miles que no están documentados.

Acapulco, Gro. El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, pidió mayor atención de la sociedad y autoridades hacia familiares víctimas de desaparición, de quienes recalcó, necesitan el respaldo del Estado, al señalar que no existen condiciones para que puedan buscar a sus familiares no localizados.

En su comunicado dominical, Garfias Merlos señaló que a nivel nacional se tiene un registro aproximado de más de 26 mil desaparecidos, además los miles que no están documentados.

Ejemplificó que en Acapulco, suman decenas, cientos de desaparecidos, por lo que planteó la necesidad de crear un sistema estatal de búsqueda.

Manifestó que “tal vez miles de familias viven el drama de no tener noticia de sus desaparecidos. No hay registros reales al respecto”.

Agregó que “viven el drama de no saber el paradero de sus seres queridos, porque se perdieron en el trayecto a la escuela, al trabajo, a la tienda de la esquina; porque fueron levantados y ya nunca se volvió a saber de ellos”.

Garfias Merlos mencionó que es tiempo de aceptar y reconocer que las familias de los desaparecidos necesitan el respaldo de la Sociedad y del Estado.

Manifestó que “en el Colectivo Guerrero es Primero hemos llegado a la conclusión de que las familias de los desaparecidos en todo el país y en Guerrero, son muy vulnerables, y que no hay condiciones para que puedan buscar y encontrar a sus desaparecidos”.

El arzobispo de Acapulco expresó que los familiares de víctimas de desaparecidos necesitan del Estado que se implemente un sistema estatal de búsqueda de desaparecidos, la creación de un sistema estatal de registro de fosas comunes y clandestinas; la creación de un sistema autónomo de ciencia forense que, de forma independiente, investigue las causas de las muertes.

Mientras que de la sociedad, familiares de personas desaparecidas reclaman solidaridad, acompañamiento, apoyo, cercanía, atención y la participación activa en cada una de las acciones que emprendan en la búsqueda de sus familiares desaparecidos.

Garfias Merlos expresó que “no podemos dejar que esta herida siga creciendo, la sociedad y el Estado debemos actuar”.