Propone, asimismo, que el Ayuntamiento tome el control absoluto del agua

El obispo de Saltillo, Raúl Vera López, pidió a la paramunicipal Aguas de Saltillo que se separe de la sociedad que conforma con Aguas de Barcelona desde octubre de 2001, debido que presuntamente ha sido muy condescendiente con las empresas automotrices. 

“Ahí tenemos a Aguas de Barcelona vendiendo toda el agua como quieren a las automotrices y haciendo todo lo que quieren y cobrándonos un ojo de la cara… Tenemos una clase política que no entra en el servir,  sino que entran a servirse ellos mismos”, advirtió.

A pregunta expresa sobre si la empresa paramunicipal debería de regresar el control absoluto al Ayuntamiento de Saltillo, el jerarca católico respondió: 
“Por favor, si esto está clarísimo y debemos tener la madurez para hacer un servicio bien hecho, porque en México se puede dar el gobierno que decidan los ciudadanos porque nosotros somos los que tenemos la soberanía. Nos han puesto en manos de los ricos del planeta para que nos despojen y nos destruyan”. 

Asimismo, indicó que según denuncias que le han hecho los campesinos a ellos les imponen una serie de requisitos para la extracción del agua de los pozos; en contraparte, acusó que Agsal permite las concesiones de extracción a los particulares.

DATOS

17  años cumple la sociedad entre Aguas de Saltillo y Aguas de Barcelona.