Señalan. La discusión sobre la prisión preventiva debe centrarse en su eliminación.
Jan Jarab aseveró que violenta los derechos humanos

CDMX.- El representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), Jan Jarab, señaló que la discusión sobre la prisión preventiva oficiosas debe centrarse en su eliminación más que su eventual extensión, ya que violenta los derechos humanos.

Pidió a los diputados frenar la reforma aprobada por los senadores y buscar “ir en dirección opuesta, no aumentar si no disminuir el catálogo” de delitos establecidos en el artículo 19 de la Constitución.

Sostuvo que la ONU-DH no se opone a la prisión preventiva justificada, sino a la oficiosa que es “automática, obligatoria, aquella que supone una privación de algunas de las garantías procesales básicas”.

“Nosotros hemos expresado que no es la cuestión de ampliarla o no para un delito u otro, no es cuestión de qué delito es grave, sino que siempre la prisión preventiva debe ser resultado de una decisión del Poder Judicial, no sólo de una acusación”, aseveró.

Durante su participación en las audiencias públicas sobre la prisión preventiva, realizadas en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el representante de la ONU aseveró: “en un Estado democrático de derecho la autoridad que investiga debe proponer de forma justificada la prisión preventiva”.

No es cuestión de qué delito es grave, sino que siempre la prisión preventiva debe ser resultado de una decisión del Poder Judicial, no sólo de una acusación”.
Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Explicó además que, posteriormente, el Poder Judicial decide si en ese caso individual el imputado debe ser privado de su libertad bajo criterios de legalidad, proporcionalidad y necesidad, reconociendo siempre el carácter procesal de la medida cautelar.

‘AUMENTA EL RIESGO DE TORTURA’

La prisión preventiva oficiosa aumenta el riesgo de la tortura y no abona a superar la impunidad, ya que “el encarcelamiento injusto de los inocentes es la mala investigación”.

“No abona a que la investigación mejore, todo lo contrario. Cuando es la mera acusación la que resulta en la privación de la libertad sí o sí, cuando las autoridades investigadoras de hechos deciden solas, entonces no hay ningún incentivo para que las investigaciones en México mejoren”.