El gobernador de Coahuila ha criticado la distribución de las vacunas, pues sostiene que no se han repartido de forma equitativa. ESPECIAL
El Comandante de la Sexta Zona Militar, general Alberto Nava Sánchez, explicó que buscarán el conducto para la reorientación de las vacunas

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme Solís, solicitó la intervención del Ejército Mexicano para la correcta orientación del programa de vacunación en Coahuila.

Tras presidir ayer la reunión del Subcomité de Salud de La Laguna, Riquelme reiteró su discrepancia con la estrategia de vacunación que está siguiendo el gobierno federal, por lo que instó al Ejército a intervenir para que se dé una distribución equitativa de las dosis, según la población de cada municipio.

“Le pedimos al Ejército Mexicano su intervención, para que, una vez que lleguen las vacunas, no se comentan errores de escritorio, que se reoriente”, dijo, en relación con las 2 mil vacunas que llegaron al municipio de Viesca, cifra que superaba el número de adultos mayores, y las 7 mil que llegaron a Frontera, cuando el epicentro fue Monclova.

 El Comandante de la Sexta Zona Militar, general Alberto Nava Sánchez, explicó que buscarán el conducto para la reorientación de las vacunas, y advirtió que están preparados para el reto de la inoculación masiva, que va en pro de la población coahuilense.