100 metros hay de distancia entre la mina y las casas de los habitantes de Cloete. Foto: Especial
La queja fue interpuesta desde hace dos años. ¿Cupables? La concesión de la mina ubicada en la zona urbana de Cloete es propiedad de la familia Guadiana Tijerina

Activista de la organización Familia Pasta de Conchos hizo un llamado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos a pronunciarse con respecto de una queja interpuesta contra las autoridades por el establecimiento irregular de una mina en medio del poblado de Cloete, en la Región Carbonífera. 

Cristina Auerbach, una de las representantes de dicha organización, informó que la queja se interpuso desde hace dos años contra el Gobierno del Estado, la Secretaría de Economía y Profepa, por no actuar contra la empresa minera Coal del Norte, por haberse instalado dentro del poblado de Cloete del municipio de Sabinas a realizar actividades de extracción.

De acuerdo con el informe presentado por la Fundación Henrich Böell, ésta es una de las empresas que fue analizada, y según lo presentado, llegó a operar a 100 metros de las casas de los habitantes del poblado, de lo cual se culpa a la familia Guadiana Tijerina al ser dueño de la concesión y receptora del Manifiesto de Impacto Ambiental.

“Resulta que la gente se levantaba un día y tenía una máquina retroexcavadora afuera de su casa. Ya debe estar la recomendación por lo que hicieron tanto empresarios como políticos en el ejido de Cloete y Agujita”, expresó Auerbach

Al mes de mayo, la activista expuso que ya se habían interpuesto 20 quejas más ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos contra las autoridades donde incluso se denunciaron casos de explotación infantil; y en esa tesitura, la representante de la Organización Familia Pasta de Conchos dijo que la última presentada fue la semana pasada contra la Secretaría del Trabajo, Secretaría de Economía y el Seguro Social por haber permitido operar a la mina El Mezquite de Minergy Corp por malas condiciones en su operación.