Alianza Mexicana contra el Fracking está solicitando al gobierno del vecino estado de Nuevo León y al gobierno Federal, que se investigue la causa del sismo de 4 grados / Archivo
En un comunicado que emitieron señalan que existe un vínculo directo entre la frecuencia de sismos y la perforación de pozos de inyección

Alianza Mexicana contra el Fracking está solicitando al gobierno del vecino estado de Nuevo León y al gobierno Federal, que se investigue la causa del sismo de 4 grados que se presentó el pasado 29 de agosto y que ellos atribuyen a la inyección de agua residual utilizada para el fracking.

En un comunicado que emitieron señalan que existe un vínculo directo entre la frecuencia de sismos y la perforación de pozos de inyección, también conocidos como “pozos letrina”.

Comentaron que colectivos ambientalistas y organizaciones de la sociedad civil que pertenecen a esta alianza, manifestaron su preocupación ante la relativa frecuencia que ha presentado este tipo de siniestros en años recientes en una región previamente no caracterizada como susceptible a movimientos telúricos, el campo más cercano de exploración es Pesquerías a 11 kilómetros.

Los pozos letrina representan un método a partir del cual la industria de los hidrocarburos desecha aguas residuales contaminadas producto de sus operaciones de extracción.

El uso de pozos de inyección es frecuente en zonas donde se practica la fractura hidráulica, método utilizado para explotar gas natural, gas condensado y petróleo contenido en yacimientos de lutitas.