Foto: Especial
Figuras del ramo empresarial, educativo y ciudadano, exigieron en entrevista con VANGUARDIA, que sea un debate en el que abunden las propuestas en beneficio de la población, y no la descalificación entre los políticos

Ante la aproximación del primer debate entre candidatos por la Alcaldía de Saltillo, figuras del ramo empresarial, educativo y ciudadano, exigieron en entrevista con VANGUARDIA, que sea un debate en el que abunden las propuestas en beneficio de la población, y no la descalificación entre los políticos.

“Esperaría un debate de altura en el que haya propuestas en beneficio de la ciudad, porque ahora está de moda la descalificación entre los mismos candidatos, iniciando una guerra sucia en lugar de mostrar verdaderas soluciones”, señaló Alfonso González, director de la Escuela de Ciencia Sociales de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Puntualizó que es de suma importancia que el próximo Alcalde atienda la parte de seguridad pública ante los reiterados casos de robos y asaltos en Saltillo, así como las altas cifras de suicidios en la localidad, añadiendo que si bien no es culpa de las autoridades ni de la sociedad, es un tema que les compete resolver a través de estrategias aplicables. 

Por su parte, Marcelo Lara, coordinador de la colonia República Poniente, apuntó que el tema de Agsal es el que le gustaría abordaran los aspirantes a la Alcaldía; que se aclare cómo ha estado la interlocución del Municipio, sobre todo en la cuestión financiera. 

Mientras que Miguel Monroy, director de Coparmex Coahuila Sureste, que funge como ente organizador del debate en coordinación con el Consejo Cívico Ciudadano, expreso que una de las razones por las que organizaron este debate fue con la expectativa de que Manolo Jiménez, Carlos Orta, Tomy Vives, Óscar Mohamar, del PRI, PAN y PRD y Morena, respectivamente, así como los independientes Armando Prado y Juan Cristóbal Cervantes, escuchen las inquietudes de la ciudadanía para que muestren propuestas.