Especial
En un juegazo de Lunes por la Noche, que se definió en tiempos extra, Seattle también levanta la mano como contendiente en la Conferencia Nacional

 SANTA CLARA.- Jason Myers convirtió un gol de campo, luego que Chase McLaughlin había fallado otro en el comienzo de la prórroga, y los Seahawks de Seattle superaron 27-24 a los 49ers de San Francisco, con lo que se acabaron los invictos en la NFL esta temporada.

Myers dio a Seattle (8-2) su segundo triunfo seguido en prórroga, luego que Russell Wilson colocó a los Seahawks en posición de intentar el gol de campo, al realizar un acarreo de 18 yardas en tercera y tres.

El pateador convirtió su primer intento, pero debió repetirlo, pues los 49ers pidieron una pausa justo antes de la ejecución, a fin de ponerlo nervioso.

No funcionó, y Myers se reivindicó una semana después de fallar dos goles de campo y un punto extra. Así, se apretó la lucha por la cima de la División Oeste de la Conferencia Nacional entre Seattle y San Francisco (8-1).

Los Seahawks dilapidaron una oportunidad de ganar el partido en la primera serie del alargue, cuando un envío de Wilson fue interceptado en la yarda cuatro por Dre Greenlaw. Fue el segundo pase interceptado a Wilson en la temporada.

En los últimos 25 años, apenas dos pases han sido interceptados en la zona roja durante un tiempo extra, de acuerdo con la firma STATS. Jacoby Brissett logró esa otra intercepción en 2017, ante San Francisco.