Archivo
“En el caso de Coahuila”, agrega el Informe de la ASEC “este impuesto fue eliminado por la anterior administración, y actualmente se cobran solo los créditos fiscales y el rezago del impuesto cuando aún era vigente”

La eliminación de la tenencia en vehículos sí repercutió de manera negativa en las finanzas de Coahuila entre 2016 y 2017, y provocó un “desmerecimiento de la autonomía financiera del Estado”, explicó la Auditoría Superior (ASEC).

“Los ingresos derivados de fuentes estatales pasaron de representar un 18.5 por ciento de los ingresos totales en 2016 a un 17.4 por ciento en 2017, lo que se traduce en un desmerecimiento de la autonomía financiera del Estado”, dio a conocer la Auditoría en el Primer Informe Individual de Resultados 2017.

En números estimados en los presupuestos de egresos 2016 y 2017, Coahuila perdió 448 millones de pesos por la eliminación de la tenencia en ese periodo.

Además, el Presupuesto de Egresos aprobado por el Congreso Estatal no creció de 2016 a 2017, de 43 mil 763 millones de pesos en 2016, se aprobó para 2017 un presupuesto estatal de egresos de 43 mil 697 millones de pesos.

La Auditoría dio a conocer que la baja en la recaudación estatal se dio por la eliminación de la tenencia vehicular, la cual desde 2012 fue eliminada por el Gobierno Federal.

“Esto se debe principalmente a la eliminación de la tenencia federal, a partir del año 2012 el Gobierno Federal eliminó este impuesto, dejando en libertad a las entidades federativas de cobrarlo”.

“En el caso de Coahuila”, agrega el Informe de la ASEC este impuesto fue eliminado por la anterior administración, y actualmente se cobran solo los créditos fiscales y el rezago del impuesto cuando aún era vigente”.

También para la Auditoría, uno de los “graves problemas del federalismo fiscal es la debilidad recaudatoria de los gobiernos estatales y la importante dependencia de las transferencias intergubernamentales, concretamente de las participaciones y de las aportaciones federales”.