Un ejército. Alrededor de 4 mil personas apoyaron ayer en la reforestación, en la Sierra de Zapalinamé. Fotos: Especial
Miguel Riquelme y el alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez, encabezaron el acto en el cual se sembraron los 10 mil primeros pinos en un área de 18 hectáreas, a la altura de la colonia Loma Linda, en la Sierra de Zapalinamé

Con 4 mil personas y 10 mil árboles en la primera Jornada de Reforestación, en la Sierra de Zapalinamé, se dio comienzo al plan del municipio de Saltillo de llegar a la meta de un millón de árboles en la ciudad; en el evento estuvieron grupos de universidades públicas y privadas, y colectivos ambientalistas.

El gobernador del estado Miguel Riquelme y el alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez, encabezaron el acto en el cual se sembraron los 10 mil primeros pinos en un área de 18 hectáreas, a la altura de la colonia Loma Linda, en la Sierra de Zapalinamé.

Riquelme Solís dijo que reconocía el trabajo del alcalde de Saltillo y de su equipo por la agenda ambiental clara, que define la participación social en el medio ambiente.

“Estoy orgulloso de gobernar esta bendita tierra, con gente trabajadora, y sobre todo buscando la unidad de todos, buscando algo importante que es algo importante para el planeta, para el País, y para Coahuila. De verdad el día de hoy damos un ejemplo de participación social y de unidad entre los tres órdenes de gobierno y la ciudadanía”, dijo Riquelme.

 

Ambientalistas. El gobernador Miguel Riquelme y el alcalde Manolo Jiménez se saludan en el arranque de la reforestación de Saltillo.

El alcalde Manolo Jiménez destacó que en la agenda ambiental del municipio de Saltillo no sólo está la reforestación de la ciudad con un millón de árboles, sino también el programa Sin Bolsa de Plástico, Por Favor.

También dio a conocer que la Secretaría de la Defensa Nacional y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) tienen listos los primeros 500 mil árboles para Saltillo y en los próximos meses estará lista la segunda parte de la meta.

En el acto los 4 mil asistentes se dividieron en brigadas de 15 personas para plantar en un día los primeros 10 mil pinos.