Foto: Orlando Sifuentes
Los campesinos afirman que los recursos etiquetados para el campo de Coahuila, fueron desviados para la reconstrucción de zonas afectadas por los sismos.


Los campesinos que integran la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) en Coahuila, instalaron desde el martes pasado, un plantón permanente en las oficinas de la Sagarpa. El plantón, que se hace a nivel nacional en cada entidad, se realiza como protesta porque no ha sido liberado el recurso de diversos programas que se aprobaron desde el año pasado. 

Aunque durante esta semana han tenido reuniones con el titular de la Sagarpa a nivel nacional, sólo les comentan que el recurso, que debió haber llegado desde principios de este año, se destinará a la rehabilitación de las zonas de Oaxaca y Chiapas afectadas por los sismos ocurridos el mes pasado.

Telma Verástegui Cortés, dirigente de UNTA en General Cepeda, informó que diariamente unos 300 campesinos provenientes de los municipios de Saltillo, General Cepeda, Parras, Arteaga y de la Región Laguna se plantan en las oficinas de la dependencia federal y han impedido a los empleados trabajar. 

Aunque al principio sólo tenían planeado quedarse tres días, decidieron que fuera más tiempo ante la negativa de los funcionarios por resolver el problema. 
Verástegui comentó que aunque desde marzo del año pasado les autorizaron presupuesto para 25 tractores, sólo se ha entregado el recurso de 5. El resto aún no ha sido liberado. 

“Nuestro dirigente, José Luis López Cepeda, ha estado presente en las reuniones, en las que no se ha tenido ningún punto positivo. Se ha dicho que los recursos se van a enviar a las zonas de Oaxaca y Chiapas afectadas por el sismo, pero si hacen eso afectan también a todos los ejidatarios a nivel nacional”, reclamó.