Georgina Chapa. / Foto: Especial.
En nuestra entrega pasada planteábamos la idea de un recorrido y un mapa en dos muestras que podrían concebirse en un carácter complementario y consecutivo. 25 maestros de la EAP en Casa Purcell y Plástica Contemporánea Coahuila 2020. Prosigo con mi argumentación

Insisto, fueron muchos y variados los intentos por revelar la pintura coahuilense a la sociedad toda: iniciativas universitarias, algunas publicaciones, proyectos colectivos, muestras aisladas, nuevos espacios. Por ello, hoy es doblemente significativo que, por primera vez en muchos años, podemos ver reunidas a las muy diversas manifestaciones de la plástica del estado en casi todos sus géneros de las últimas dos décadas.  En contrapunto, dijo por ahí una vocecita, que “es una muestra incompleta”: es obvio que sería imposible tenerlos a todos. A la invitación original se han restado autores por temas de agenda importantes firmas como las de Patricia Santiago, Jorge Rangel, Miguel Sifuentes, Omar Campos o Román Eguía. Sin embargo, la presente selección tiene como propósito esencial compartir un panorama de esta riqueza y esta diversidad: lo figurativo y lo neomexicano, las abstracciones o los hiperrealismos, el academicismo inagotado y los tratamientos autorreferenciales, las nuevas visiones de la tradición o de la modernidad, las reflexiones antropológicas o autoperceptivas, los mitos resignificados, la línea y la mancha, la revisitación y la glosa, la crítica y el juego, lo pop y lo naïf, el guiño o la originalidad a ultranza. Persistió la vocecita: “Es que no están los grandes nombres”: pues justo porque la muestra se enfoca en los autores emergentes, menores a los 50 años. Así, más que una quisquillosa retrospectiva global, intenta un esbozo y un panorama; el trazo de una cierta continuidad generacional: no enfocada esta elección específicamente en la superstición de la juventud como un valor, sino en la jovialidad de la emergencia, de ahí la presencia de más de un autor que opera como liga con las generaciones predecesoras.

Élfego Alor.

Hallazgos

Sobra decir que la investigación previa a esta selección nos ha revelado autores cuasi desconocidos profundamente interesantes.

Otro valor de esta pluralidad, que no obedece a un colectivo, tendencia, escuela, estilo o genealogía; sino más bien hacia la acusada individualidad y personalidades artísticas específicas, es la forma en cómo algunos de estos creadores han tomado a su vez la estafeta de formadores y continuadores de una tradición de ya casi un siglo: pintores como Élfego Alor, Eleazar Montejano, Orestes de la Paz, o desde la gráfica, el lagunero Norberto Treviño.

Plástica Contemporánea Coahuila 2020 es una ventana, un tamiz, un vitral y como diría el genial Oliver Debroise; una “fuga mexicana” en la acepción más amplia del término: caótica, diversa y reflexiva. Desde los neo mexicanismos de María West y Nancy Pérez al post academicismo de Diwali Ascacio; de la fantasía deudora del la ilustración de Sandy Petrarulo y Ariel Leviel, al también clasicismo tamizado de modernidad de Élfego Alor. De los tratamientos post pop de Alfonso Rosas y Roy Carrum a las glosas hipertextuales de Vielma; o la desmesurada  mirada sobre el paisaje del maestro Carlos Farías. De la deriva lúdica de Adalberto Montes a la violencia urbana de Norberto Treviño. De las formas míticas de Beuchot a las reflexiones urbanas de Baldomero Hernández. De los nuevos academicismos de Peña y Cervantes a la autorreferencialidad experimental de Chapa, Montejano o las experimentaciones gráficas con nuevas lecturas sociales.

Carlos Vielma.

Finalmente, sí para Jean Luc Nancy, la esencia de la creación artística sería la visibilidad de lo invisible, un deseo metafísico o vestigio, una huella o impronta, Plástica Contemporánea Coahuila 2020 se resume en el congelamiento de una movilidad, foto fija de un momento, instantánea de un devenir y una tentativa de eternidad: visiones, aspiraciones, preguntas y espejismos.

Obras que son críticas, deslindes, concepciones y especialidades que dan fe de una certeza absoluta: la pintura de Coahuila como una entidad multiforme, cambiante, poderosa y rabiosamente viva.

alejandroperezcervantes@hotmail.com

Twitter: @perezcervantes7

Alejandro Pérez Cervantes

Alejandro Pérez Cervantes

Es periodista cultural y escritor. Doctor en Arte y Teoría Crítica y Maestro en diseño editorial por la Universidad de Monterrey. Es Colaborador de medios como Día Siete, Sin embargo, Replicante, La Jornada, Nexos, Literal y Relatos e historias. Premio Nacional de Cuento Julio Torri 2007 con Murania, autor del libro de textos periodísticos El muro y la grieta y el libro de ensayos sobre fotografía Los estatutos de la mirada. Profesor Investigador en la Universidad Autónoma de Coahuila y coordinador de estudios literarios en la Universidad Iberoamericana Campus Saltillo, ha sido curador de proyectos sobre fotografía documental. Su novela Lengua de plata, de próxima aparición, fue finalista del Premio Internacional de Novela Lipp en el año 2017.