Especial
En el primer trimestre de 2021, los tres poderes recibieron 12 mil 180.8 millones de pesos (mdp), cifra que fue apenas 0.9 por ciento mayor al mismo período del 2020, con 12 mil 66.6 mdp

No obstante que los ingresos repuntaron un 0.9 por ciento, los tres poderes de Coahuila: Gobierno del Estado, Congreso Estatal y Poder Judicial, arrancaron el año ajustándose el cinturón tanto en nómina como en gasto corriente para lograr un superávit en los primeros tres meses.

En el primer trimestre de 2021, los tres poderes recibieron 12 mil 180.8 millones de pesos (mdp), cifra que fue apenas 0.9 por ciento mayor al mismo período del 2020, con 12 mil 66.6 mdp.

Sin embargo, de acuerdo con el Análisis del Primer Avance de Gestión Financiera elaborado por la Auditoría Superior del Estado (ASEC), en promedio, los tres poderes bajaron el gasto del 50 al 48 por ciento, aunque en términos reales, por el incremento anual otorgado a los trabajadores, subió en términos nominales apenas en 91.8 mdp.

Otro ajuste que tuvieron que hacer los tres poderes estatales fue disminuir el gasto corriente: el promedio obtenido en el análisis de la ASEC fue de 2 puntos porcentuales, al pasar de 70 a 68 por ciento, pero el incremento en términos nominales fue de 29.9 mdp.

En el rubro de equilibrio presupuestal, los tres poderes lograron obtener un superávit, es decir, no gastaron todo su ingreso, y por el contrario, les quedan recursos para enfrentar el segundo trimestre.

El equilibrio presupuestal señala que el Ejecutivo tuvo un superávit de mil 145.6 millones de pesos, el Legislativo fue de 8.1 millones de pesos, mientras que el Judicial, 12 mdp.