Según la cadena CGTN, que cita a las autoridades locales, estas víctimas se han registrado después de que un embalse se desbordase por las fuertes lluvias en la provincia de Zhejiang, donde la tormenta tocó tierra esta madrugada.

Al menos 18 personas fallecieron y otras 14 se encuentran desaparecidas debido a los efectos de la llegada del tifón Lekima a China, informó hoy la televisión estatal.

Según la cadena CGTN, que cita a las autoridades locales, estas víctimas se han registrado después de que un embalse se desbordase por las fuertes lluvias en la provincia de Zhejiang, donde la tormenta tocó tierra esta madrugada.

Un corrimiento de tierras causado por fuertes lluvias bloqueó los ríos de la zona, lo que provocó que los niveles del agua del embalse crecieran hasta diez metros en diez minutos, atrapando a 120 habitantes de un pueblo cercano; las operaciones de rescate continúan pasadas las 18.00 hora local (10.00 GMT).

Vista aérea del sitio de deslizamiento de tierra junto a un río en el condado de Yongjia en la provincia de Zhejiang, este de China en China. Foto: EFE/EPA/FEATURECHINA CHINA

La provincia de Zhejiang evacuó a más de 700,000 personas, de las que 110,000 fueron alojadas en refugios, mientras que en la ciudad de Shanghái otras 253,000 han sido desplazados a otros lugares seguros.

Con vientos de hasta 187 kilómetros por hora, este tifón -el más potente desde 2014- obligó a cancelar cientos de ferris y 288 vuelos, así como a cortar tramos de algunas líneas ferroviarias.

Los equipos de rescate trabajan en el deslizamiento de tierra provocado por el tifón Lekima en el condado de Yongjia en la provincia de Zhejiang, China. Foto: EFE/EPA/FEATURECHINA

El tifón, el noveno del año que llega a China, tocó tierra hoy a las 01.45 hora local (17.45 GMT de ayer) cerca de la ciudad de Wenling, y se espera que también cause fuertes tormentas en las provincias de Anhui, Fujian y Jiangsu.

A pesar de que seguirá dirigiéndose hacia el norte a una velocidad de unos 15 kilómetros por hora, las autoridades meteorológicas de China aseguraron que el tifón irá debilitándose paulatinamente.

Un peatón chino desafía las fuertes lluvias causadas por el tifón Lekima en la ciudad de Zhoushan, provincia de Zhejiang oriental, China. Foto: EFE/EPA/CAO LIANCONG

El organismo, que ayer había emitido una alerta roja -la más grave de las cuatro del sistema nacional de emergencias-, hoy la rebajó al segundo nivel, la naranja.

Esto se debe a que el Lekima pasó de supertifón a tifón a las 05.00 hora local de hoy (21.00 GMT de ayer), con vientos de hasta 144 kilómetros por hora.

La prensa local también destaca hoy que pese a que la zona es azotada a menudo por fuertes tormentas, el complejo de Disneyland de Shanghái cerró hoy por primera vez desde su apertura, en 2016, por razones meteorológicas.