I. SE DESMORONA

La telenovela que protagonizan ahora Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo, en la búsqueda obsesiva de la dirigencia de Morena, sólo ha logrado un objetivo: aumentar el desacuerdo de todo México. Tal parece que les importa más la lucha por el poder, que sumar esfuerzos ante las situaciones extraordinarias por las que atraviesa el país. En Coahuila ese desdén no está pasando desapercibido. De seguir así las cosas, lo más seguro es que a quien gane se le va a juntar el lavado con el planchado, porque además de intentar recuperar la credibilidad, imagen y confianza perdidas en el electorado, tomará las riendas de un Morena que se desmorona.

II. OFENDIDO

Un juez federal le dio a la Unidad de Inteligencia Financiera, de Santiago Nieto, el carácter de ofendido, y con ello puede participar en la investigación y tener acceso al proceso. Algo similar se busca en Coahuila, pero con la Auditoría Superior, de Armando Plata, porque interponen la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción, y no pueden conocer el detalle de las investigaciones. Extraño, pero cierto.

III. MAL AUGURIO

El saldo de las campañas políticas a muchos les sonó a derroche, porque el gasto en la elección “huérfana” de diputados locales es excesiva: gastos para partidos, gastos de campaña, operación del Instituto Electoral, de Gabriela de León, operación de la Junta Ejecutiva del INE, de José Luis Vázquez, más material electoral, y ahora agréguele hasta insumos para enfrentar la pandemia de COVID-19. Pero ese saldo negativo también incluye las propuestas vagas, los candidatos sin arrastre, la falta de innovación, pero sobre todo dejar de lado temas importantes que deberían entrar en la agenda legislativa.

IV. PROTESTAS

La próxima visita presidencial se pronostica zangoloteada, no porque al Presidente le guste viajar más por tierra que por aire, sino porque dicen se están preparando manifestaciones en los municipios que visitará: San Juan de Sabinas, Piedras Negras y Ciudad Acuña. El meollo de todo el asunto tiene que ver con los despidos de AHMSA-Micare, de Alonso Ancira, producto de la cancelación de contratos para la compra de carbón.

V. PRESIDENTE DEL INE

Para este día se espera que esté por Coahuila el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, para que junto con Gabriela de León y José Luis Vázquez, brinden una conferencia de prensa sobre el proceso electoral para elegir 25 diputados locales el próximo domingo. Esta vez el INE sí tuvo mucho que ver en la elección, porque utilizó su facultad de atracción, primero para detener el proceso debido a la pandemia de COVID-19, y después para decidir la reanudación en este mismo año. Los dimes y diretes sobre el escenario catastrófico de contagios que planteaba el PAN quedó atrás, con o sin elección, el virus sigue y seguirá.

VI. OTRO BLINDAJE

Un plan muy similar al realizado en los límites fronterizos con Nuevo León y Tamaulipas contra la delincuencia se está aplicando ahora, pero con Zacatecas. En este último estado en mención la violencia crece a pasos agigantados y los delincuentes pueden venir a contaminar Coahuila nuevamente. Eso lo saben en la mesa de seguridad del secretario de Gobierno, Chema Fraustro, la Sedena y otras corporaciones. Más vale prevenir.

VII. PINTAR, Y YA

¿Cuál es el gran plan del Gobierno Federal y Miguel Torruco, secretario de Turismo, para reactivar los Pueblos Mágicos de Coahuila y México? La respuesta le va a sorprender, pero conste, no se ría: pintarlos de colores. Olvídese usted si el pueblo requiere de una buena carretera segura y amplia para llegar, si en la plaza principal están descuidadas las bancas, si hay que empedrar una calle o crear módulos de información turística, eso como quiera. La gran idea es pintar las casas, para que como todo en este Gobierno Federal, pueda haber una gran simulación de beneficio.

VIII. PROFETA

También Torruco, el secretario que todavía no puede cumplirle a Parras con el Museo del Vino en forma, dice que Coahuila no perderá ningún Pueblo Mágico. Todos en Candela y Guerrero esperan que su boca sea de profeta, porque de él no depende totalmente la denominación, mucho menos el cumplimiento de los requisitos.

IX. PLANTADOS

La gente de Blanca Jiménez, para más señas directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sigue sin hacer caso al Presidente de la República, y mucho menos a su jefa. Un tal Gerardo Márquez se iba a reunir con vecinos y funcionarios para ver el tema de las inundaciones en el sector norte, pero dejó plantados a todos. A todo mundo extraña que al titular de la dependencia no le importe el tema de la solución a las inundaciones en Saltillo, cuando el mismo Presidente de México, ha dado instrucciones precisas de resolver el asunto. Si antes había burocracia que entorpecía las acciones, ahora hay funcionarios que no tienen ni idea de por dónde empezar a resolver problemas.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx
Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx